Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Londres y sus subastas: u$s 240 millones vendidos sólo en arte contemporáneo

Compradores de más de 50 países estuvieron activos en una semana de grandes ventas y exposiciones. Las obras más cotizadas son las de Basquiat, Richter, Doig y Hockney

Muy fuerte ha sido el comportamiento del mercado en su segmento más riesgoso y volátil. Buenas ventas y grandes precios dan un soplo de aire fresco a este mercado del arte contemporáneo que ha crecido 14 veces en volumen en el siglo XXI, con una valoración promedio del 5% anual acumulativo; y en las obras de un valor superior a u$s 20.000 el incremento de precios ha sido superior al 9% anual.
Las obras más cotizadas son las de Jean-Michel Basquiat, Gerhard Richter, Peter Doig y David Hockney. Ha surgido una nueva estrella que muchos consideran que es el nuevo "Bacon" del mercado: el artista rumano Adrian Ghenie, de tan solo 39 años. Trabaja en su país, en Berlín y en Londres, y es representado por Pace Gallery. Es el artista preferido de la actualidad, en febrero unos girasoles que estaban inspirados en Van Gogh se fueron a China luego de multiplicar por diez su estimado y lograr u$s 4,5 millones.
La semana pasada, en Christie’s, un díptico de cuatro metros, pleno de cuchillazos que es lo que utiliza el artista, superó los u$s 9 millones. El más cotizado sigue siendo el alemán de 84 años, Gerhard Richter, quien luego de aparecer seguido en el mercado, había pasado a no ser tan frecuente en subastas, pero en Sotheby’s se presentaron tres de sus obras, una hiperrealista de 7 telas de 1 metro, y dos obras abstractas. Las tres tenían un estimado en total de u$s 7 millones y se vendieron en u$s 20 millones. Una de las abstractas, realizada hace 30 años, fue intensamente pujada durante unos 20 minutos cuando lo normal es una puja de 3 minutos, a partir de los 2 millones de libras. Fueron dos interesados que subían de a 100.000 y llegaron a los 9 millones de libras, que con la comisión fueron 10,2 millones, y en dólares 12,7 millones.
La obra titulada "Garten", de 260 x 200 centímetros, triplicó lo estimado y ahora veremos aparecer en las subastas de Nueva York, en noviembre, otras obras del artista ante el resurgir de su demanda. Como siempre es Basquiat la estrella de la subasta y el mayor precio logrado en Londres; una obra vendida por el gobierno de Brasil, que había pertenecido a un banquero, no había logrado comprador hace un año en Nueva York en u$s 8 millones, pero luego de una intensa puja este "Hannibal" llegó a los u$s 13 millones, confirmando la gran demanda de estas obras que parecen graffitis callejeros.
Otro artista con precios millonarios es el inglés Peter Doig, quien curiosamente tuvo que defenderse ante una demanda insólita donde lo acusaban de no reconocer una obra de su juventud, por suerte todo aclarado y su mercado está en alza con valores que superan los u$s 7 millones. Un paisaje de David Hockney también superó los u$s 2,5 millones y confirman el interés en este artista.
También se nota la fuerte demanda que hay por el arte italiano y cerca de u$s 50 millones se vendieron en dos subastas. Hasta el año pasado, cerca del 20% de lo vendido era de Lucio Fontana, pero ahora fueron menos las obras del italo-rosarino ofrecidas a la venta. Phillips, la tercera casa de subastas, vendió también u$s 22 millones y las obras que había garantizado la venta lograron comprador, entre ellas un Warhol de casi u$s 7 millones. Compradores de más de 50 países estuvieron activos en esta semana de grandes ventas y exposiciones en Londres.