Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Llega el otoño: la ropa de temporada sólo se mueve con descuentos y promociones

Frente a un mercado contraído, las marcas continúan apostando a los descuentos para sostener los niveles de consumo. Esperan una mejora para el segundo semestre

Las marcas dicen que los aumentos estuvieron por debajo de la inflación

Las marcas dicen que los aumentos estuvieron por debajo de la inflación

Con el foco puesto en un consumidor cada vez más cauteloso y en una expectativa de venta igual o menor que el año pasado –por lo menos para la primera mitad del año–, las principales marcas de indumentaria ya lanzaron sus colecciones de otoño-invierno. Esta vez, las promociones con los bancos y shoppings no se hicieron esperar y arrancaron directamente con el cambio de colección.
"La realidad es que hemos arrancado con niveles un poco más cautos que el año pasado. Hubo un incremento de precios como venía dándose todos los años. Pero lo que tenés es un mercado un poco mas contraído que el que tenías en marzo del año pasado. Esto se ha visto reflejado en las dos primeras semanas de marzo, donde tuvimos un crecimiento de 23% a 25% en pesos cuando el año pasado estaba en un 30%. Tenés una caída en el volumen del 3%", señaló Pablo Peralta Ramos, director comercial de los shoppings Recoleta Mall y El Solar de la Abadía. "La segunda semana fue mucho mejor que la primera donde probablemente el factor climático jugó a favor", agregó.
Aunque, advierten, para tener una medición más certera sobre cómo evoluciona la temporada se debe esperar al mes de abril, que permite tener una mejor referencia de la situación. Ante este panorama, los centros comerciales y las marcas vienen generando muchas más acciones de activación –con promos, 2x1 y descuentos, clubes de beneficios– que para la misma época de años anteriores. La previsión es de un incremento de las acciones de promoción a lo largo de la temporada para mantener los volúmenes.
"Ante un mercado más contraído y expectante por todo los cambios tarifarios de los servicios, la estrategia de los centros comerciales es incrementar las acciones destinadas a incentivar el consumo, como se hizo durante las semanas anteriores con buenos crecimientos", aclaró Peralta Ramos. Pero advierten que el nivel desde donde se contrae el mercado es alto, porque el sector venía creciendo sostenidamente en los últimos años.
"Creemos que el primer semestre, por obvias razones de acomodamiento de tarifas y salarios y demás, no va a ser de un consumo demasiado alto, sino cauteloso. Aunque no prevemos vender menor que el año anterior. La previsión es que sea como mínimo igual", explicaron desde una de las marcas de primera línea. La planificación de las marcas –para definir la producción por colección– es muy remota y muchas veces no puede anticiparse a los vaivenes de la economía. Por ejemplo, ahora ya se está planificando el invierno de 2017.
Según las compañías del sector, las prendas de la nueva temporada llegaron con un aumento que está por debajo de la inflación, y que ronda el 25% en promedio. Sin embargo, en productos que demandan una fabricación más artesanal o procesos más caros, la suba es más alto.
Para las marcas de indumentaria más conocidas, diciembre fue un mes extraordinario en términos de ventas con números por encima de lo previsto y durante enero se cumplió el objetivo de no vender menos. "En diciembre encontramos un público más ávido por consumir sin tantas incertidumbres, conociendo el cambio de Gobierno. Con pautas más claras, la gente se animó", explicaron desde una de las firmas más conocidas de indumentaria en la que sostienen la idea de ser cautos, pero no ir a la baja.