Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Lejos del Clío, Renault apuesta ahora al competitivo segmento de los deportivos

El presidente de la automotriz, Luis Fernando Pelaez, dijo que hoy es el segmento más dinámico. Confía en que bajen las tasas para que aumenten las ventas financiadas

El Renault Capture se vende desde $ 415.000 y en su versión más cara se puede combinar colores

El Renault Capture se vende desde $ 415.000 y en su versión más cara se puede combinar colores

Renault acaba de despedirse del mítico Clío, el auto pequeño y de bajo costo que supo llevar a la automotriz a la cabeza de los rankings de ventas durante años en el país. Pero no lo extrañará, porque a pesar de que la industria atraviesa un duro año, la marca continúa lanzando nuevos modelos en el mercado local aunque en nada se le parecen ya a aquel Clío.

Ayer, Renault presentó el modelo Captur con el que se concentra ahora en el segmento de los SUV (Sport Utility Vehicle), que según su presidente Luis Fernando Pelaez es el de mayor dinamismo en el mercado argentino y en el que pretenden convertirse también en número uno, aun con la alta competencia que existe.

El directivo explicó que el Captur tiene un peso importante en la estrategia de la compañía en la Argentina y que "en la preventa ya se pidieron más de 700 unidades". A partir de hoy, el auto está disponible en las concesionarias en las dos versiones en las que se presentó por $ 415.000 (Zen 2.0) y $ 450.000 (Intens 2.0).

Aún con un precio elevado, aunque promedio en el segmento, Pelaez cree que hay "una mayor predisposición del consumidor al gasto y una mejor predisposición a la financiación de vehículos". Y previó que "a medida de que las tasas de interés sean menos penalizantes, este fenómeno de la financiación va a permitir un mayor desarrollo del mercado".

El Captur intenta posicionarse como un referente del segmento, con algunas características especiales. Además de tener distancia del suelo sobreelevada es el modelo más largo, más ancho y con mayor distancia entre ejes del segmento del los SUV. Y además, lo distingue que en su tope de gama permite que se puede optar por la combinación de colores en el techo y la carrocería.
 

Pelaez relató que la compañía se encuentra realizando inversiones por u$s 800 millones en tres grandes proyectos que están en marcha, que en 2018 espera terminar con las tres pick ups que fabricarán y que van a tener lanzamientos sucesivos para Renault, Nissan y Daimler.

"Las condiciones que se están dando hace que haya mayor visibilidad en el mediano y largo plazo. La liberación de las divisas para empezar a hacer negocios a nosotros nos permitió pasar de una gestión de deuda a una de crecimiento y rentablilidad. El mercado interno también está creciendo. Este año terminará cerca de las 690.000 unidades vendidas, un 8% más que el año pasado, y e 2017 pensamos que estaremos entre los 700.000 y 730.000 vehículos continuando con esa tendencia de incremento", dijo Pelaez.

En cuanto a las condiciones económicas, el presidente de Renault aseguró que está "viendo un país en donde indiscutiblemente uno de los temas a trabajar para discutir la competitividad es el control de la inflación. Cada punto de inflación es un punto menos de competitividad. Ir a una inflación de un dígito debe ser un objetivo, tanto para el mercado local como en el de exportación". Con ese contexto, explicó que se podrá tener las fábricas a plena capacidad y generar mayor actividad y empleo.

"Tener las fábricas a plena capacidad genera además un beneficio en toda la cadena de valor", dijo. La planta de Renault de Santa Isabel, en Córdoba, cerrará el año con una producción de 70.000 unidades pero puede fabricar hasta 120.000 vehículos. Ese volumen máximo, cree Pelaez, lo alcanzarán recién en 2018 con la concreción de todos los proyectos en los que trabaja.

Aunque no se atrevió a vaticinar el nivel de tipo de cambio que sería beneficioso para la industria, el ejecutivo dijo que "en la medida de que el peso sea competitivo para exportar a diferentes destinos, no solo a Brasil, y que los costos no terminen absorbiendo esa tasa de cambio competitiva, vamos a poder posicionarnos mucho mejor para los negocios que proyectamos".