Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las últimas inundaciones jaquean la siembra en varias zonas del país

Las fuertes lluvias de los últimos días traban el avance de varios cultivos. Las tormentas se sufrieron en el sur santafesino, sudeste de Córdoba y norte bonaerense

Hay zonas inundadas en áreas donde se apostaba a la siembra gruesa

Hay zonas inundadas en áreas donde se apostaba a la siembra gruesa

La sequía que se constata en el sur bonaerense, junto con las inundaciones que sufren campos del norte de la provincia de Buenos Aires, traban el avance de los cultivos, tanto del trigo como en la siembra de granos gruesos. Según datos difundidos por la Secretaría de Agricultura, las fuertes tormentas registradas en el sur santafesino, sudeste de Córdoba y norte bonaerense -con lluvias de más de 200 milímetros- "han cambiado radicalmente" las reservas hídricas en estas regiones, que ahora sufren inundación y anegamiento de campos.

Al contrario, en todo el sur bonaerense, faltaron lluvias para permitir un óptimo llenado de los granos de trigo cultivados previos a su trilla, donde los lotes ofrecerían un rinde de 2500 kilos por hectárea pese a que se esperaba que este rendimiento fuera mayor.

Ivan Ullmann, especialista de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, indicó a la agencia DyN que "parte del sudoeste bonaerense y campos del sudeste no recibieron lluvias en las últimas semanas necesarias para recomponer humedad; se está trillando trigo y cebada y lo que se juega en parte es el desarrollo de la campaña gruesa, y esto frena la implantación gruesa, principalmente soja".

Allí, los suelos en superficie están secos y esto traba la posibilidad de sembrar cultivos de segunda, especialmente maíz y soja, los cuales cuentan con una ventana de siembra que culminaría en esta región cerca del próximo 10 de enero.

En el sur bonaerense, la falta de lluvias y también la continuidad de un clima seco durante noviembre y buena parte de diciembre tuvo su impacto sobre los suelos, que fueron secados por el viento y la continuidad de los días cálidos y soleados.

Los datos del Ministerio de Agroindustria dan cuenta del exceso de agua por el nuevo anegamiento de campos en el sur de Córdoba y Santa Fe, y norte bonaerense, donde las lluvias durante el fin de semana superaron 200 milímetros. En Córdoba, se verían afectadas las localidades de Laboulaye y Jovita, y en Santa Fe, y también se constató serios inconvenientes en San Nicolás y Ramallo.

Los informes oficiales reportan zonas inundadas en Pergamino; Colón; Arrecifes; Rojas; Salto; Florentino Ameghino; General Villegas; Venado Tuerto; Villa Cañás y Casilda, áreas donde se apostaba a la siembra gruesa.

Las autoridades nacionales indicaron que persisten zonas donde la probabilidad de déficit hídrico en lotes de maíz sigue siendo alto, aún con la posibilidad de lluvias normales en los próximos 15 días, como en el centro y sur de la provincia de Buenos Aires, y La Pampa.