Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Las tabacaleras terminan el año con caída de 20% en las ventas de cigarrillos

La suba de la alícuota al 75% impactó de lleno en las ventas, que se volcaron al mercado informal. En 10 días, la cadena del tabaco se reúne con el ministro Buryaile

El gobernador Urtubey, su hermano el industrial José Urtubey y Lucio Paz Posse, de la Cámara de Tabaco de Salta

El gobernador Urtubey, su hermano el industrial José Urtubey y Lucio Paz Posse, de la Cámara de Tabaco de Salta

La cadena del tabaco en su conjunto, desde los industriales hasta representantes de productores, reclamaron ayer medidas para paliar lo que consideran una situación fiscal "asfixiante". Lo hicieron en el 2º Foro Nacional del Tabaco, realizado en la Ciudad de Buenos Aires, donde expresaron que tras el aumento de impuestos internos, realizado por decreto en abril, la carga fiscal total se elevó al 81%, lo que llevó a que en el período de mayo a octubre el volumen de ventas formales cayeran 18%, contra el mismo período del año anterior.

En consecuencia, ese consumo se trasladó al mercado informal, producto no sólo de su mayor penetración (ya que se elevó su rentabilidad), sino también por el aumento de los precios de los cigarrillos legales, que ya alcanza el 70% en lo que va del año. "Con la carga fiscal que tenemos hoy en el cigarrillo, estamos entre los países de mayor carga fiscal, y la más alta de Latinoamérica. El volumen de ventas formales cayó pero no es caída del consumo, sino que es consumo que se volcó al mercado informal", advirtió Santiago Pezzati, representante de la Cámara de la Industria del Tabaco. El ejecutivo resaltó la pérdida de rentabilidad de la cadena, mientras afirmó que el riesgo de lo informal crece y que en las provincias limítrofes con Paraguay, el comercio ilegal está alcanzando el 50%.

La cuestión impositiva fue el eje del debate entre funcionarios provinciales, municipales, empresarios y representantes de los productores, ya que a fin de año vence el decreto que fijó en 7% el llamado Fondo de Asistencia Social (FAS), un impuesto de emergencia, con la posibilidad de que esa alícuota suba al 21% (además de vencer también el decreto que elevó la alícuota del 60% al 75%). "Está sucediendo lo que advertimos a las autoridades. El sector industrial está dejando de consumir la cantidad de tabaco que se consumía hace un año y las que se ven perjudicadas son las provincias productoras", afirmó Ignacio Osella, Ministro de Industria, Trabajo y Comercio de Corrientes, quien calificó de "sablazo impositivo" la suba de impuestos. En tanto, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, adelantó que el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile se comprometió a tener una reunión con los representantes de las provincias tabacaleras en no más de diez días "para buscar una solución en el transcurso de diciembre a través del decreto respectivo".

Entre los datos que se aportaron, se destaca el de la recaudación, en una industria que con siete provincias productoras tiene a 600.000 personas que dependen económicamente del tabaco. Se estima que para este año la recaudación fiscal rondará los $ 45.000 millones, un 50% más que los $ 30.000 millones obtenidos en 2015. "En 2014 la carga fiscal era del 70% y con esa carga se logró aumentar un 50% la recaudación. Ahora, con el aumento de impuestos, la recaudación va a aumentar en el mismo porcentaje", graficó Pezzati, que afirmó que "el gran sacudón" que está atravesando la industria es en materia fiscal y que la derogación del FAS mejoraría el esquema impositivo.

En tanto, el titular de la Cámara del Tabaco de Jujuy, Pedro Pascuttini, expresó la preocupación por la suba del 600% en las tarifas de gas y advirtió que es "imposible hacer frente a este nuevo costo, cuando todo subió y los productores no tienen espalda para soportar el aumento".