CADA VEZ SE CONCRETAN MENOS OPERACIONES DE FUSIONES Y ADQUISICIONES EN EL PA S

Las firmas argentinas dejan de ser atractivas para los inversores extranjeros

Este año hubo sólo siete transacciones por u$s 62 millones contra 68 por u$s 2.672 millones de 2007. Razones coyunturales y estructurales alejan a los capitales del país

Históricamente, por el tamaño de sus economías, Argentina junto con Brasil, México y Chile han sido los destinos tradicionales de los capitales internacionales interesados en la compra de empresas. Es decir, en liderar las operaciones de fusiones y adquisiciones. Sin embargo, en los últimos años, el país fue perdiendo trascendencia por razones coyunturales y estructurales. Así, la incertidumbre económica, las restricciones cambiarias, las bajas expectativas de crecimiento, la ausencia de crédito interno a largo plazo y la imposibilidad de acceder a financiamiento internacional han hecho que los inversores extranjeros dejen de tener en el radar a las empresas argentinas.
De esta forma, en los últimos ocho años, entre 2007 y la actualidad, las operaciones locales de fusiones y adquisiciones han evidenciado una fuerte y preocupante declinación.
Dicho en cifras, de las 68 operaciones por u$s 2.672 millones que se registraron en el país en 2007, este año solamente se llevan registradas siete transacciones por u$s 62 millones. En tanto, el año pasado, se concretaron 22 deals por algo más de u$s 672 millones.
Los datos de esta estrepitosa caída en el mercado regional de M&A surgen de un trabajo elaborado por la consultora First Corporate Finance Advisors sobre fusiones y adquisiciones (Mergers & Acquisitions) en Argentina y el resto de América Latina. El documento también incluye un ranking regional en el cual se observa a Brasil como el mercado más activo, con el 53% de las transacciones. Es seguido por México (13%); Chile (9%); Perú (6%); Colombia (6%) y Argentina (5%).
En el caso de nuestro país, el informe, al que tuvo acceso El Cronista, advierte que ha venido perdiendo protagonismo en los últimos años. Medido en cantidad de transacciones, pasó de ocupar el tercer lugar en 2007 al sexto en 2013. Similar situación se evidencia cuando se analizan las transacciones en montos operados. En este ranking, Argentina se ha mantenido entre el quinto y sexto lugar en el mismo periodo. Para este año, el documento de First no predice cambios. No ha habido variantes en la tendencia, siendo Argentina un player que ocupa el quinto lugar en importancia de transacciones de M&A en la región medido en número de deals, y en cuanto a monto operado la posición en el ranking disminuyó al décimo lugar, explica el informe. Como consecuencia de este escenario, los compradores han sido mayormente players locales habituados a entender y manejarse mejor en ese contexto, señala el documento de First.
Al mismo tiempo, países como Colombia y Perú, por sus crecimientos económicos estables y apertura, se están convirtiendo en destinos cada vez más frecuentes para inversores internacionales. Igual ocurre con Paraguay, Bolivia y Panamá, que han mostrado un crecimiento económico importante en los últimos dos años, y se espera que atraigan mayor cantidad de transacciones.
La revitalización de las fusiones y adquisiciones se podrá lograr en la medida que algunas de las condiciones negativas se modifiquen y de que el mercado interprete y realice una lectura positiva sobre el entorno macroeconómico, reconoce el informe de First. Y agrega que parte de esta reactivación se va evidenciando en los últimos tiempos, como consecuencia de la enorme expectativa que ha surgido a partir de la reactivación de YPF, pudiendo crear un nicho en las industrias vinculadas a la actividad de hidrocarburos. En este sentido, la petrolera estatal casi ha monopolizado las operaciones de M&A este año. En febrero anunció la compra de los activos locales de Apache Corporation por u$s 852 millones. También le vendió a Pluspetrol un área de más de 1.200 km2 en Vaca Muerta, por u$s 217 millones. Y más allá de YPF, aparece el Grupo Clarín, como consecuencia de su plan de adecuación a la Ley de Medios. En mayo, anunció la venta a los empresarios Gerardo Marti Casadevall y Christophe DiFalco del 60% de una unidad que agrupa a más de 20 licencias de cable, por u$s 28 millones. Y en junio, el holding también comunicó una oferta para vender por u$s 31 millones su unidad de señales de TV paga.

Tags relacionados