Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Las empresas están planteando estrategias en términos expansivos"

Socia de Abeceb desde 2003 y Presidente desde 2005, Mariana Camino está al frente de la expansión de la consultora y de su proceso de internacionalización.

Aunque reconoce que todavía hay sectores de la economía rezagados, en donde impactó fuerte la caída del consumo, Mariana Camino, Presidente de la consultora Abeceb desde 2005, analiza como un "punto de inflexión" el cambio de políticas económicas, tras el ascenso del Gobierno de Macri, principalmente en la visión de las empresas respecto a sus proyectos. "Lo que cambió es la naturaleza de la demanda", afirma. Antes, con estrategias defensivas y conservadora, y ahora planteando estrategias en términos expansivos, "con una mirada de largo plazo", la ejecutiva es optimista respecto de las políticas del Gobierno, aunque reconoce: "Lo que les preocupa a las empresas es si se podrá consolidar este incipiente crecimiento". Y agrega que "hoy el empresario entiende que se tiene que preparar para dar la competencia en el mercado y no estar pidiendo ayudas al Estado. Ven la capacidad del Estado de cumplir con las metas que se fijó, respecto a una inflación a la baja, lo mismo que para el déficit fiscal".

-Más allá del interés, ¿hay concreción de inversiones o es más tanteo del panorama?
-Hay de todo. El termómetro empresarial tiene claro que el Gobierno está promoviendo el crecimiento de la economía vía inversión y exportación. En aquellos sectores que tienen reglas de juego estables, que definen senderos de precios y condiciones para la inversión, ya se ven casos concretos. Ejemplo energías renovables, sector agropecuario, software. Son los sectores más dinámicos de captura de inversión. Y después hay otra cantidad de sectores que están saliendo de una manera más lenta, pero preparándose para competir.

-¿Se esperaba más inversión para esta época?
-Se esperaba otra velocidad. Todavía estamos saliendo de la recesión, pero hay un consenso de que se está recuperando. pero viene más lenta de lo que se esperaba. La buena noticia que vemos y nos lo dicen los clientes, es que se percibe que el crecimiento va a ser sostenible.

-¿Cómo impactan este año en particular las elecciones de medio término?
-Impactan porque hay muchos jugadores que todavía quieren ver si se consolida el proyecto, en el sentido del liderazgo de Macri, porque son procesos largos. Todavía hay desconfianza en algunos sectores. La recuperación viene más lenta en la industria pesada, pero hay sectores como el automotriz que ya firmó su acuerdo sectorial y que está fijando metas de producción y crecimiento para los próximos años. Es un tema de velocidades, pero el norte está orientado a la expansión.

-Con el cambio de políticas, ¿tienen más consultas de empresas del exterior?
-Tenemos consultas de todo tipo, pero antes directamente no había consultas de afuera. No había clima de inversión. Nos consultan desde fondos de inversión hasta empresas particulares, de industria y de servicios. También varias pymes, que vienen un poco más lentas, más golpeadas en cuanto a inversión, porque hay un tema de financiamiento que resolver. En ese sentido, la Ley Pyme es un buen instrumento, que genera un marco de mayor competitividad.

-¿Qué sectores son los más afectados en cuanto a competitividad?
-En los sectores donde las inversiones de las grandes compañías va traccionando el crecimiento, la pyme tiene mayor demanda. Pero sus proyectos, por ahora, tienen que ver más con mantener la demanda y la actividad, que con proyectos de crecimiento. Las pymes que viven del consumo claramente no se están recuperando, y tenés las que forman parte de los sectores menos dinámicos y más sensibles, como textil, calzado o juguetes, donde hay mayor conflictividad y estancamiento. En estos casos, y en general, hoy no te ayuda tanto el tipo de cambio, por lo que las empresas tienen que generar ganancias genuinas trabajando desde una operación más eficiente. El Gobierno debe generar mejores condiciones para competir, trabajando en reformas tributarias, previsionales, laborales, como lo está haciendo. Esto, en el sentido de dar un marco institucional para tener mejores condiciones en temas laborales, pero todavía hay mucho camino por recorrer.

-¿Qué perspectivas tienen para este año?
-Creemos que el país está saliendo del estancamiento, de esa percepción de crisis, pero para que se sienta falta un tiempo. Se está encauzando hacia un sendero de crecimiento que va a ser más despacio de lo que se esperaba pero sostenible en el tiempo, y que depende mucho de las señales que de el Gobierno en términos de cómo va a ir bajando el déficit fiscal. Creemos que está bien el curso de política económica.