Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Las cadenas de electrodomésticos buscarán recuperar este año la fuerte caída de ventas sufrida en 2016

El año cerró con un retroceso de 15%. En los mayores comercios lanzaron promociones y muchas cuotas para seducir consumidores, a expensas de la rentabilidad

Las cadenas de electrodomésticos buscarán recuperar este año la fuerte caída de ventas sufrida en 2016

La fuerte pérdida de poder adquisitivo durante 2016, producto de la fuerte inflación y de acuerdos salariales insuficientes, alentó una caída en la venta de electrodomésticos y tecnología, un mercado que cerró el año con una baja general de 15%, según la estimación de diversas fuentes del sector.

Para intentar paliar esta caída del consumo y seducir a los clientes, las principales cadenas de electrodomésticos idearon todo tipo de promociones, desde los clásicos Cyber Monday y Hot Sale hasta otras formas nuevas, como "La semana de..", destinadas a diversos productos, las rebajas navideñas y, ahora, de Reyes.

También incluyeron planes en cuotas sin interés, de 6, 12 y hasta 18 en la última parte del año. Se estima que casi el 90% de los productos se venden con financiación, ya sea con tarjetas de crédito o las propias de las cadenas, por lo cual las cuotas sin interés continuarán este año.

Gracias a estos alicientes, lograron cerrar 2016 por encima del mercado, pero a costa de ceder rentabilidad, según admiten desde Frávega y Garbarino.

Para este año, los comercios son más optimistas y esperan recuperar parte de la rentabilidad perdida. "Vemos un mercado creciente, sobre todo a partir del segundo trimestre. Estimamos que la inflación va a bajar y, además, es un año de elecciones. Generalmente en años electorales hay necesidad de consumo y se incentiva. Van a seguir las promociones y las cuotas sin interés", comentó Alejandro Taszma, director Comercial de Frávega.

"Somos optimistas. En diciembre vendimos más de lo pensado y estamos convencidos que en 2017 los indicadores van aumentar mes a mes. Vimos en diciembre una propensión a la compra que no había en meses previos. Van a seguir las 18 cuotas sin interés y las promociones, son muy fuertes para generar ventas", explicó Federico González Iturbe, director de Retail del Grupo Garbarino.

Para la Navidad, los comercios lograron reactivar la venta de algunos productos, como smartphones, tablets, gaming y accesorios para productos móviles, como los parlantes bluetooth, los Power Bank (para recargar batería), cables o auriculares. Y también televisores, apalancados en fuertes promociones de varias marcas.

El año pasado, entre los productos más afectados por la caída del consumo figuran los de línea blanca, como heladeras o lavarropas, de alta incidencia además en las ventas generales, por su peso en valor sobre el total. Fabricantes y cadenas estiman que cayeron de 20% a 30%, según el producto. El año pasado, estos aparatos habían crecido un 24%, gracias al impulso del Plan Ahora 12.

Otros de los rubros menos demandados y en declive fue el de informática (PC de escritorio, notebooks, tablets y 2en1), que ya venía en baja desde el año pasado, por una tendencia mundial. Este año la caída se agravó y acumuló entre un 20% y un 30%, según la categoría, estiman en el mercado.

En septiembre, cuando trascendió que el Gobierno quitaría el arancel de 35% para la importación de estos productos desde enero, las notebooks nacionales bajaron de precio, para poder liquidar el stock acumulado ante el ingreso de las importadas. Luego el Gobierno confirmó en noviembre que aplicará la medida en marzo y sufrieron una nueva baja; desde entonces, acumularon una disminución de precio cercano al 30% con respecto a meses atrás.

Por eso, en el sector estiman que los productos importados no serán mucho más baratos, sino similares en valor, ya que si bien no abonarán el 35% de arancel, sí tributarán impuestos internos, IVA, etc. Sí habrá mayor diversidad y cantidad de oferta, que tornará más atractiva a la categoría.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Juan Carlos DElía
Juan Carlos DElía 02/01/2017 12:11:04

Si bajan los precios lo lograrán, si no lo hacen seguiremos comprando en Miami y Chile.