Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Las automotrices miran con cautela el primer trimestre para planificar 2016

Las ventas internas no levantan y se espera un enero flojo. Producción también mostrará números bajos y en las terminales no hay una expectativa de que Brasil revierta la caída

La caída en las ventas haría que los concesionarias cierren el peor enero de los últimos diez años

La caída en las ventas haría que los concesionarias cierren el peor enero de los últimos diez años

El 2015 no será un año para el recuerdo para la industria automotriz y, los primeros días de 2016 no parecen lo suficientemente alentadores para que este año lo sea. La salida del cepo cambiario, la modificación del impuesto interno y los cambios en lo referente a las Licencias No Automáticas; no fueron suficiente para darle ánimo a un sector que viene acumulando meses con números negativos.

En 2015, la producción anual de las automotrices alcanzó los 543.467 vehículos, 12% menos que en 2014. El último mes del año registró un nuevo descenso al fabricarse 35.198 vehículos, 13,4% por debajo de la producción de diciembre de 2014.

Esa caída no dejó muy descontentos a las once fábricas radicadas en el país que preveían un peor 2015, y eso que fue el peor de los últimos seis años. Pero, como explica un informe de la consultora Economía & Regiones, el acceso al Mercado Único y Libre de Cambios para las automotrices que venían acumulando deudas con sus casas matrices para poder seguir importando partes, más la eliminación de las retenciones a las exportaciones industriales y la modificación del impuesto interno a los automóviles y motos, constituyen pasos positivos para la industria automotriz argentina. Sin embargo, el contexto no ayuda.

"No hay previsto en el mediano plazo que se recupere el mercado brasileño que, según algunas previsiones el PBI caería este año algo más de 3%. Los primeros acercamientos entre los privados no dejaron un buen sabor", dijo una fuente del sector a El Cronista.

Según había explicado el economista Dante Sica, la devaluación argentina y la quita de retenciones no servirán de mucho en ese contexto brasileño que haría que las ventas de automotores a Brasil "descenderán al nivel más bajo en 10 años".

En medio de la caída del principal comprador –se lleva el 80% de las exportaciones– y mientras intentan abrir otros mercados como, por ejemplo, Colombia, las terminales aprovechan el primer mes del año para reducir la producción "estirando" las vacaciones y realizando las "paradas técnicas".

"Las paradas técnicas, que en general se reparten entre enero y febrero, llevan más o menos entre 15 y 20 días. Esto va a ser que los volúmenes de producción sean bajos en enero".

Pero hay señales de alarma. Según publicó el medio La Voz, la autopartista cordobesa Montich ya comenzó con un plan de readecuación de las jornadas de trabajo. El fabricante de chasis y estampados impuso un plan de suspensiones y reducción laboral de la jornada que continuarán hasta marzo por la retracción en los pedidos por parte de las terminales.

El mercado interno, que supo ser el pulmotor de la industria en 2015, no parece estar gozando de buena salud. Enero que es tomado como un mes "doble" en ventas porque se acumulan las de diciembre que no se patentaron para "ganar un año" está mostrando la peor performance de los últimos diez años.

"Evidentemente en diciembre no se vendió nada y recién ahora se están terminando de reacomodar las listas de precios con la nueva cotización del dólar y el peso del Impuesto interno. Veremos que pasa en febrero", explicaron de una concesionaria.