Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Lanzan modelos de franquicias con crédito bancario incluido

El primer caso es el de un spa ubicado en Puerto Madero que ofrece como aliado a un banco que financia la inversión del futuro franquiciado a tasa cero

El spa de manos nació en Puerto Madero y busca crecer

El spa de manos nació en Puerto Madero y busca crecer

Con el lanzamiento de un nuevo modelo de franquicias, el spa de manos The Nails Bar busca expandirse por la Ciudad de Buenos Aires y también en el interior del país. Se trata de un sistema que además de la franquicias incluye como aliado a un banco –en este caso es el Comafi– que financia la inversión del futuro franquiciado, siempre y cuando cumpla con todos los requisitos de la empresa.

"Empezamos a diseñar este modelo hace un año y medio, con Franchising Company, para armar los protocolos y procesos y poder presentar un modelo de franquicias prolijo y ordenado. Y de ahí evolucionamos y llegamos a hacer un contrato con el banco Comafi, que financia algunos de los proyectos", explicó Rita Medina, la emprendedora detrás de la marca. The Nails Bar cuenta con un local en Puerto Madero donde ofrece servicios servicios premium de manicuría, pedicuría, tratamientos de belleza y masajes, con plus como el acceso a una barra de tragos.

"Primero entrevistamos a los futuros franquiciados porque no es sólo una cuestión monetaria sino también buscamos que tengan ciertas habilidades de liderazgo. Luego, el banco analiza la situación crediticia de la persona y si es confiable puede otorgar un crédito por el monto total de la inversión o solo una parte", detalló Medina. La inversión inicial para entrar al negocio es de $ 300.000 pero luego depende del tipo de local, ya que algunos necesitan más reformas que otros. El crédito es a tasa cero y una vez abierto el local se va pagando una cuota mensual al banco además del fee mensual de la franquicia.

"En nuestro caso el fee mensual es fijo, no trabajamos con un porcentaje de los ingresos del local", aclaró la emprendedora. Ya tiene dos proyectos cerca de ser aprobados para abrir dos franquicias de la marca en Recoleta y Nordelta, pero la idea es el próximo año comenzar una expansión por ciudades del interior del país, entre enero y junio.

Luego de hacer carrera dentro de una empresa química multinacional, Medina decidió lanzar su propio emprendimiento hace tres años en el barrio de Puerto Madero con una propuesta de servicios de manicuría, que también incluía coctelería. "Hay 35.000 personas por día que entrar a trabajar a Puerto Madero, pero no fue fácil al principio porque en realidad no hay tránsito de gente. Hasta que empezamos a movernos con acuerdos con empresas y fidelizando a muchos clientes", relató. Hoy ofrecen espacio para eventos, despedidas de soltera y paquetes para novias con asesoras de imagen. El servicio más demandado es el de esmaltado semipermanente que tiene un valor de $ 360

Durante este año, como sucedió como casi con todos los rubros de servicios, la demanda cayó. Pero Medina asegura que comenzó a recuperarse. "Mayo y junio fueron dos meses malos y tuvimos la clientela justa. Después empezamos a hacer las promociones más fuertes y eventos de fidelización y remontamos de nuevo. Fue sólo una baja".