LOS EXTRANJEROS FIRMARON EL CONVENIO LA SEMANA PASADA

Laboratorios nacionales se suman al acuerdo con el PAMI por medicamentos

La cámara que nuclea a las firmas locales del sector aceptó renovar el contrato de provisión de remedios, tras una extensa reunión con directivos de la obra social de los jubilados

Los laboratorios nacionales se sumaron finalmente al acuerdo con el PAMI al que habían llegado sus pares extranjeros la semana pasada, que renueva por un año la provisión de medicamentos para la obra social de los jubilados. En una extensa reunión que mantuvieron representantes del organismo con directivos de Cilfa (la Cámara de Industrias de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos), según fuentes del PAMI, las compañías accedieron a las nuevas condiciones del contrato sobre el precio de los medicamentos y la metodología para las licitaciones estatales del sector aún con algunos pedidos de modificaciones.

El organismo que conduce Sergio Cassinotti ya había llegado la semana pasada a un entendimiento con los laboratorios de origen extranjeros (reunidos en la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales, CAEMe) que consistió en la renovación del convenio para la compra y dispensa de medicamentos a sus afiliados. El nuevo convenio entrará en vigencia el 1° de abril, y durará por un año.

El acuerdo reduce 5% el valor de los medicamentos que se encontraba vigente a diciembre pasado para los afiliados. Además, advierte que no se realizarán más acuerdos cartelizados, sino que se harán tratos individuales con cada laboratorio y se fijarán precios tope (máximos) para los importes que estarán vigentes durante este año.

El PAMI será el organismo encargado de definir los precios máximos por droga, que comenzarán a regir en forma gradual y además invitará a laboratorios a participar de la mesa técnica.

Tags relacionados
Noticias del día
Finanzas y Mercados

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero
El déficit primario tuvo un aumento interanual del 78,1% nominal y del 26,2% en términos reales. El financiero, que incluye el pago de servicios de la deuda, registró una suba del 32,2% a valores corrientes pero una baja del 6,3% si se descuenta la inflación. Son datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso.