Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Laboratorio nacional se expande, aun con mercado estancado

Laboratorio nacional se expande, aun con mercado estancado

Dentro de su plan de inversión centrado en duplicar la compañía en 2022, el laboratorio farmacéutico Savant Pharm acaba de comprar la firma dermatológica Szama, una especialidad con la que hasta ahora no contaban. Según fuentes del mercado, la operación entre ambos laboratorios de capitales nacionales se cerró por $ 70 millones y está en parte incluida en los proyectos de adquisición de marcas por el que este año Savant planea invertir alrededor de u$s 3 millones.

Hernán Giovanini, director general de Savant, explicó a El Cronista que esta compra no se debe a un tema coyuntural de oportunidad si no que "las operaciones en esta industria se proyectan siempre a largo plazo. En parte, esta dinámica de negocio hace también que los vaivenes coyunturales impacten menos".

El ejecutivo agregó que este año de hecho, "el mercado no crece tanto y lo hace más lentamente de lo que se esperaba el año pasado, y se encuentra en línea con los volúmenes observados en 2016. Hacia fin de año, se espera que haya un repunte", dijo.

La operación que acaba de cerrar Savant incluye la compra del laboratorio Szama con la planta que posee en el barrio porteño de Flores y todas sus marcas exclusivamente dedicadas a dermatología en distintas patologías cutáneas como acné, micosis, dermatitis atópica, caída del pelo, psoriasis, quemaduras, pediculosis, entre otras. Giovanini agregó que "la incorporación posiciona a Savant en un lugar estratégico para ofrecer a los profesionales una propuesta integral. Es un negocio que nos permite ingresar en una nueva especialidad de la mano de una empresa con una trayectoria de más de 70 años en dermatología". La compra también comprende el traslado de 25 empleados contratados por la compañía.

Concentrado en el desarrollo, elaboración y comercialización de principios activos y tecnologías para tratamientos dermatológicos, Szama posee marcas en el mercado como Aminocream, Silicol, transderma y Neopolin, entre otros. Esas marcas se suman al portafolio de Savant especializado en cardiometabolismo, antiinfecciosos, dolor y odontológico.

Savant venía de comprar el año pasado productos de cardiología y clínica médica a otro laboratorio también de capitales argentino, Beta por alrededor de u$s 4,5 millones.