Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La soja crece a buen ritmo y la lluvia ayudó a mantener las estimaciones

La soja crece a buen ritmo y la lluvia ayudó a mantener las estimaciones

Los cultivos de soja de primera en Santa Fe se encuentran en un estado que va de muy bueno a excelente, mientras continúa a ritmo la cosecha de arroz, informó la Bolsa de Comercio provincial mediante su Sistema de Estimaciones Agrícolas.

A medida que pasan los días se fortalece el estado muy bueno a excelente de los cultivares de soja de primera, entrando al final del período de llenado de grano; 90% de lo implantado presentó dicha situación, 4% de bueno a muy bueno y el 6% restante de bueno a regular.

El mejoramiento que muestra el cultivo respecto la semanas anteriores se debió a los excesos hídricos, saturación y sobresaturación de los suelos, en particular en las partes más bajas de los lotes.

Lo que hace al arroz, la cosecha continuó en la provincia de Santa Fe y el avance de la misma alcanzó 13% del total sembrado, lo que representa aproximadamente unas 4.900 hectáreas con rendimientos que oscilaron entre 6.000 y 6500 kg/ha.

Los maizales de primera sufrieron la inestabilidad climática registrada en la semana, especialmente los fuertes vientos en los departamentos del centro y sur, precipitaciones y elevados porcentajes de humedad condicionaron los cultivares de maíz de primera que aún faltan cosechar.

La entidad santafesina reiteró las estimaciones de un rendimiento promedio para esta campaña 2015/2016 de 85 a 87 quintales por hectárea.

En relación con el maíz de segunda, como consecuencia del período húmedo y de las precipitaciones ocurridas, los cultivares experimentaron cambios muy favorables en su crecimiento y desarrollo.