Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La siembra de maíz será la más alta de los últimos 40 años

Según las últimas estimaciones oficiales, el área sembrada con el cultivo crecerá 7,5% respecto al año pasado. Estiman que la baja del precio aún no es preocupante

A pesar de las restricciones a las exportaciones de maíz por las que el campo sigue reclamando al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, los productores van a aumentar este año la cantidad de tierra que le destinarán al cultivo.
Según los últimos cálculos del Ministerio de Agricultura, el área sembrada con maíz será 7,5% mayor a la del año pasado. De las 30 millones de hectáreas sembradas en la Argentina, el cultivo se llevará sólo 4,9 millones, pero esto le alcanzará para lograr su mejor marca, en términos de área sembrada, en 40 años. Según los registros de Agricultura, hay que remontarse a la campaña 1970/71 para encontrar una marca similar. Sumando los avances tecnológicos de la historia agrícola reciente, se calcula que la cosecha argentina será la mejor de su historia.
La siembra de maíz creció impulsada por una rentabilidad que hoy es difícil de dilucidar por los vaivenes de los precios internacionales de los granos, que vienen cayendo en los últimos meses, a tono con la crisis financiera internacional.
La posición al mes de cosecha del maíz (abril de 2012), por caso, cayó u$s 30 en los dos últimos dos meses. Aún así, según el especialista César Gagliardo, de la firma Artegran, “la relación stocks-consumo (mundial) indica que en la medida que se solucione la situación internacional, las posiciones del maíz se van a recuperar”.
Desde la semillera Monsanto, líder de ventas de semillas de maíz, también ven con optimismo la evolución de la cotización del precio del grano porque “el mercado internacional es expansivo”, indicó el gerente de Marketing de Maíz de la firma, Pablo Ogallar.
El análisis se sustenta en que la cosecha del principal productor, Estado Unidos, será menor a la esperada, al tiempo que crecerá el uso del cereal para producir etanol, el biocombustible sustitutivo de la nafta.
Por otro lado, si bien se espera una buena cosecha china, hay dudas respecto de los stocks iniciales en el país, lo que abriría las puertas a una mayor importación por parte del gigante asiático.
La gran incógnita, de todas formas, es el impacto que tendrá la crisis financiera sobre el mercado de los commodities.
La Argentina consume 8 millones de toneladas anuales de maíz. El año pasado, el país contó con 23 millones de toneladas y se espera que, gracias al aumento del área, cuente con 28 millones de toneladas en 2011/12, según indica la asociación Maizar.
Por las demoras en la llegada de las lluvias, en los últimos años aumentó con fuerza el área sembrada con maíces “tardíos” –que se siembran hasta mediados de diciembre– y “de segunda”, –que se pueden implantar hasta los primeros días de enero.
Según Monsanto, que lanzó al mercado para este año un maíz para las siembras tardías y de segunda (VT Triple Pro), el maíz de segunda podría marcar un récord de siembra de 500.000 hectáreas y, junto con el tardío, representar el 45% del total del maíz sembrado en el país. En esta carrera, el maíz compite con la soja de segunda, pero según Monsanto, esta tiene un margen bruto menor.