Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"La recuperación del mercado farmacéutico se espera para 2017"

Hernán Giovanini es gerente General de Savant, empresa de elaboración de productos farmacéuticos. Es ingeniero electrónico de la Universidad de Córdoba y realizó estudios con el Programa de Alta Dirección en 2013 en el IAE. Forma parte de la empresa desde 2003 y ocupó los cargos gerente General de Operaciones y gerente de Supply Chain. Nació en 1975, está casado y tiene dos hijos

Con una expectativa de recuperación y crecimiento para 2017, los laboratorios farmacéuticos se preparan para atravesar un año donde la clave será lograr el equilibrio entre costos y aumentos de precios. El Cronista dialogó con Hernán Giovanini, gerente General de Savant, empresa que nació hace 23 años en Córdoba y hoy tiene presencia en más de 10 países y una producción anual de 1000 millones de comprimidos.

–¿Cómo fue el año pasado para la compañía?
–Fue un año bueno en general y terminó de una manera un poco más preocupante o expectante por los cambios de Gobierno y las medidas lógicas que se estimaba que se iban a tomar, como la liberación del tipo de cambio. Nuestra estructura de costos está influenciada directamente por el dólar en el precio de los insumos importados.

–¿Qué porcentajes de insumos importan?
–El 80% son de origen extranjero. Son los principios activos que no se fabrican en la Argentina. El impacto es lineal. El 2015 fue bueno desde lo comercial, hemos crecido cuatro veces lo que creció el mercado farmacéutico, en unidades. Pero uno no termina de saborear un buen año porque está pensando hacia adelante.

–¿Cómo es ahora la negocia ción por los aumentos de precios con el nuevo Gobierno?
–Creo que se van a seguir acordando aumentos con el Gobierno en pos de algo que debemos mejorar como país, que es la inflación. Para lograrlo se requiere la participación y la colaboración activa del Gobierno, las empresas y todos los holders que terminan influenciando, como los sindicatos a través de las paritarias.

–¿Qué dificultades observan para este año?
–Que haya un desequilibrio entre costos, influenciados por inflación y dólar, versus cuánto crece el mercado y cuánto crecen los precios de nuestros medicamentos. El mayor desafío es que no se sigan generando distorsiones entre costos y precios. Desde el punto de vista macroeconómico, que el mercado no se retraiga y no se desacelere de manera abrupta. No estamos esperando grandes crecimientos para el 2016. Estamos estimando que va crecer muy poco, pero creo que si se dan comportamientos recesivos eso sería complejo. De todas formas, no estamos pensando que ocurra.

Pero el desafío está en el management. Lo macroeconómico se ve minimizado cuando uno toma buenas decisiones.

–¿Cuál es la expectativa para el mercado en general?
–El resto de los laboratorios espera que el mercado se recupere por el 2017 y que vuelva a crecer como creció años atrás y deje de estar estancado, como estimamos que va a estar en 2016. Desde los desequilibrios entre costos y precios, encontrar una relación de racionalidad. Fue algo que a laboratorios en los últimos años nos afectó bastante. Los precios aumentaron muy por debajo de los costos.

–¿Ven una mayor concentración en el mercado local?
–El mercado argentino no se carateriza por tener una concentración. Si bien hay empresas que tiene un market share alto, no existe una concentración fuerte de laboratorios. Hay más de 200. De hecho, más del 55% del mercado argentino está dominado por laboratorios nacionales. En los últimos 10 años se ha revertido la tendencia. Hace varios años, el 55% lo tenían las empresas multinacionales y hoy es al revés.

–Este año desembarcaran en Chile y Paraguay con filiales propias, ¿qué diferencias observan con el mercado argentino?
–El mercado chileno tiene una concentración muy fuerte; en el retail hay tres cadenas de farmacias que tienen el 80% del mercado. Paraguay tiene una concentración, pero menor que Chile.

–¿Sufrieron trabas para importar?
–No tuvimos inconvenientes en la obtención de las DJAIs, creo que porque que no había forma de sustituir esas importaciones. Si existió, en los últimos meses del año pasado, restricción para girar divisas al exterior lo que estresó un poco las relaciones con los proveedores. Pero rápidamente hemos vuelto a la normalidad.

–¿Qué oportunidades ve para el sector?
–Las compañías que crecemos mucho y queremos invertir necesitamos acceso al crédito a tasas que nos permitan competir en el mundo. Para las que decidimos exportar, los intereses también forman parte de la estructura de costos.