Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La recesión rusa le hace perder mercado a la carne argentina

La situación también le pega fuerte a Uruguay, que redujo considerablemente su presencia en este país. Brasil y Paraguay se ven afectados, aunque en menor medida

Los productores de carne de Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay deben soportar la pérdida de mercado en Rusia, en un año de grave recesión.
Argentina y Uruguay, por ejemplo, comercializan algunas de las carnes de mayor calidad del mundo, de precio elevado, por lo que la recesión les redujo la presencia en restaurantes y supermercados de Rusia, dirigido a los consumidores más exclusivos.
El director general del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna de Argentina, Carlos Alberto Vuegen, reconoció en declaraciones a la agencia de noticias EFE la pérdida de gran parte de su mercado en Rusia.
A raíz de esto, apenas tres empresas de la Argentina viajaron a la edición de Prodexpo, la feria alimentaria que se realiza en Moscú.
Para Uruguay, mientras tanto, la situación es muy similar.
"Rusia ha llegado a ser un mercado muy importante para Uruguay y ahora ya no lo es. Pero creemos en este mercado y estamos seguros de que nuestra carne, que es muy especial, tiene cabida para nichos de gran calidad", dijo la gerente de márketing del Instituto Nacional de Carnes de Uruguay, Silvana Bonsignore.
Uruguay, que vendía hace pocos años la décima parte de todas sus exportaciones cárnicas a Rusia, le vende actualmente apenas un dos por ciento.
Brasil y Paraguay, por su parte, son los países sudamericanos que menos sufren la recesión rusa.
Son dos de los principales importadores de carne a Rusia y, aunque sus ingresos en este mercado se resintieron en medio de la crisis, los productores capean bien el temporal, sobre todo porque buena parte de su producción compite en un segmento de precios asequibles.
Brasil se dejó unos 700 millones de dólares en 2014 tras vender en este país alrededor de 130.000 toneladas de carne, explicó el presidente de la Asociación Brasileña de Industrias Exportadoras de Carnes, Antonio Jorge Camardelli.
A la grave recesión que padece Rusia desde hace un año y medio se suma la fuerte depreciación del rublo, que perdió más de la mitad de su valor.
"Hay un serio problema con el tipo de cambio del rublo, que perjudica a los exportadores al obligar a los rusos a reducir su consumo de carnes importadas que se pagan en divisas", lamentó el jefe de la central brasileña.
Paraguay vende más de la mitad de todas sus exportaciones de carne bovina a Rusia, según el titular de la Cámara Paraguaya de Carnes, Korni Pauls.