Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La protesta que faltaba: se viene ‘el librazo’ en la calle Corrientes

Ante la fuerte caída de las ventas, costos de alquileres y servicios en alza, el sector mostrará su descontento durante la "Noche de las Librerías" regalando 30.000 ejemplares

La protesta que faltaba: se viene ‘el librazo’ en la calle Corrientes

Si algo caracteriza a Buenos Aires en general, y a la avenida Corrientes en especial, son sus librerías abiertas hasta la madrugada. Una postal porteña que no se apaga, pese a las numerosas crisis que ha transitado la Argentina. Sin embargo, la baja en el consumo se hizo sentir el último año y medio en los hábitos de los noctámbulos lectores porteños.

"Estamos vendiendo la mitad de libros que el año pasado", confiesa David De Vita, titular de la librería Adan BuenosAyres, que estuvo por cerrar sus puertas en 2016 y hoy subsiste como cooperativa. "La gente viene a la librería después de la verdulería y el supermercado... y ya no le queda plata... el libro se volvió casi un bien de lujo para el bolsillo".

"Las ventas bajaron casi un 20% el último año y medio. Cuando merma el poder adquisitivo, el libro, que no es un consumo prioritario, se deja de comprar", confirma Ezequiel Lederkremer, de la Librería Hernández y vice presidente de la Cámara de Librerías, Papelerías y Afines (Capla).

Con todo, los libreros dan pelea a la crisis a fuerza de generar promociones, actividades culturales, y eventos como "La Noche de las Librerías", que se realizará por décimo año consecutivo en la ciudad de Buenos Aires este sábado 18 a partir de las seis de la tarde.

En esa noche, se suelen triplicar las ventas de un día normal, y es además una oportunidad de encuentro y de diálogo entre libreros, autores y lectores. Este año "participarán unas 40 librerías sobre la avenida Corrientes, entre las calles Junín y Libertad, a las que se sumarán una decena de librerías barriales con stands en la calle", apunta Andrés Belaustegui, coordinador del programa "Opción Libros" del gobierno porteño.

Entre otras actividades, habrá charlas con autores como Felipe Pigna, Claudia Piñeiro, Eduardo Sacheri y Sergio Olguín. Asímismo, "dado que el libro es un fenómeno que va más allá del mundo literario, ya que los hay de cocina, de fotografía y de horóscopos, estarán presentes el chef Donato de Santis, la fotógrafa Gaby Herbstein y la tarotista y horoscopera Jimena La Torre", destaca Belaustegui. También habrá juegos para chicos -como una búsqueda del tesoro-, recitado de poesías, talleres de encuadernación e intervenciones de ilustradores y muralistas.

El cierre estará a cargo de Soledad Pastorutti, con un show musical en un escenario de espaldas al Obelisco. Además de las actividades organizadas desde el Gobierno de la Ciudad, cada librería ofrecerá entrevistas abiertas, talleres de escritura y promociones. Además, un colectivo de gráficos, editores y libreros realizará un "Librazo" regalando 30.000 textos, "uno por cada desaparecido, para protestar contra las posturas negacionistas del terrorismo de Estado por parte de algunos funcionarios, y en defensa de la industria editorial nacional", dice De Vita.

Según la Dirección de Industrias Creativas del gobierno porteño, existen en la ciudad unas 700 librerías, lo que convierte a Buenos Aires en una de las ciudades con mayor densidad de este tipo de comercios. El dato se condice con una tasa de lectura relativamente elevada dentro del contexto latinoamericano: según la última Encuesta Nacional de Consumos Culturales, el 57% de los argentinos dice leer al menos un libro por año. Argentina es además, uno de los países con mayor "bibliodiversidad" que se refleja en la existencia de más de un centenar de editoriales independientes que publican la mayor cantidad de títulos por año, aunque en bajas tiradas.

Según los libreros consultados, las opciones de lectura recaen mayormente en autores clásicos. "En las librerías se cumple el principio de distribución de Pareto", dice Lederkremer. "El 20% de lo que se vende son novedades y best sellers, y el 80% restante corresponden al llamado "fondo editorial", con autores como Borges, Cortázar, Mujica Lainez y García Marquez".

Más notas de tu interés

Comentarios6
Horacio Esteves Montoli
Horacio Esteves Montoli 17/03/2017 03:59:30

¿Después de 22 años de peronismo, que otro resultado querían?

Luis Lopez Otero
Luis Lopez Otero 17/03/2017 09:55:42

Pueblo analfabeto con educación pública de calidad, trabajadores con vacaciones pagas, aguinaldo. Cuando sea el librazo busque un libro de historia.

Luis Lopez Otero
Luis Lopez Otero 17/03/2017 03:08:07

A ver si los votantes de Macri agarran uno de casualidad así votan mejor la próxima vez.

Luis Lopez Otero
Luis Lopez Otero 17/03/2017 09:56:05

Pueblo analfabeto con educación pública de calidad, trabajadores con vacaciones pagas, aguinaldo. Cuando sea el librazo busque un libro de historia.

Jose Gonzalez Eiras
Jose Gonzalez Eiras 17/03/2017 09:39:16

Si hay alguien que aposto por tener un pueblo analfabeto ese fue Juan D Peron y su "movimiento" de ignorantes y ladrones. ¿o no sabe que su lema era "alpargatas si, libros no"!?

Alberto Perez
Alberto Perez 17/03/2017 07:42:32

Dios¡¡¡.que estupidez ¡¡¡¡