POR EL IMPACTO DE LA CRISIS DEL PRECIO DEL CRUDO

La petrolera Halliburton podría abandonar sus negocios en el país

La empresa de servicios petroleros Halliburton estaría analizando dejar su operación en el país como consecuencia del impacto de la crisis internacional del precio del crudo en sus negocios a nivel global y por el costo de la mano de obra en la Argentina. La compañía emplea a cerca de 2000 personas en Argentina, según fuentes sindicales citadas por la agencia de noticias NA.

"Halliburton, como otras compañías, tienen problemas por la imposibilidad del giro de utilidades y, en otro plano, no está exenta de la situación de la baja del precio del crudo. Las perspectivas de inversión de las empresas que tienen actuación en varios países son de repliegue en la región. Se están replanteando sus actividades en Latinoamérica", explicó Alberto Roberti, secretario General de la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles.

El Cronista intentó comunicarse con los directivos locales de la empresa, pero no obtuvo respuesta. Los rumores sobre el posible cierre de la filial local de la compañía comenzaron a circular hace algunos días, pero no hubo ninguna comunicación oficial a los empleados.

"Estamos tratando de evitar que se tomen decisiones que todavía no están al nivel de irse absolutamente. Tenemos ese panorama. La empresa está acelerando planes de vacaciones de sus empleados. Se trata de una empresa importante en el mundo del petróleo, no es una empresa menos, y el hecho de que esta decisión se confirme puede llegar a impactar en cerca de 2000 trabajadores", agregó Roberti. La compañía tienen operaciones en las provincias de Salta, Mendoza, Chubut, Santa Cruz y Neuquén.

Halliburton Company de origen estadounidense y con sede en Houston, Texas es el segundo proveedor mundial de servicios petroleros, con más de 65.000 empleados y operaciones en 80 países. Presta servicios energéticos como la evaluación de formaciones, soluciones digitales y de consultoría, optimización del volumen de producción y sistemas de fluidos, entre otros segmentos de negocio del crudo.

En el último tiempo, se vio afectada por la paralización de equipos de producción en todo el mundo y entre julio y septiembre de este año registró pérdidas netas de u$s 54 millones, a diferencia de los u$s 1203 millones que ganó en el mismo período de 2014.

A principios de septiembre de este año, la empresa le envió telegramas de despido a unos 60 empleados en Neuquén, lo que provocó la protesta del resto de los empleados que paralizaron los equipos que operan en Vaca Muerta. Finalmente, intervino el ministerio de Trabajo y la firma dio marcha atrás.

Tags relacionados