Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La ola de calor provocó un récord de ventas de bebidas y helados

Se estima que en febrero se alcanzará una mejora del 10% respecto de enero. Cada grado por encima de la temperatura media dispara un 5% el crecimiento. Así, las empresas compensaron el arranque tardío de la temporada, que se retrasó por las bajas temperaturas de septiembre y octubre

No todos se quejan del calor aplastante que en las últimas semanas transformó la ciudad en un horno. Para las empresas fabricantes de bebidas y helados es un motivo de festejo: con sensaciones térmicas cercanas a los 40 grados, las ventas explotan. En estos negocios de alta estacionalidad, un grado más puede ser clave y las empresas realizan sus previsiones de ventas mensuales con el pronóstico del clima en mano.


"Cada grado por encima de la media explica un 5% de crecimiento en volumen de ventas versus la venta normal. Seguimos muy de cerca las proyecciones de clima, de corto y largo plazo, para elaborar la estrategia de temporada", explicó Fernando Samela, responsable de Helados de Grupo Arcor. "Febrero aún no está cerrado, pero por tendencia esperamos un 10% de crecimiento en volumen versus enero, que tuvo temperaturas más normales", agregó.


Una evolución similar experimenta el rubro bebidas, en todos los canales, desde kioscos y supermercados hasta locales gastronómicos. "Cuando tenés altas temperaturas, explota la venta por todos los lados; es una ola que levanta todo parejo", destacó Matías Aspiazu, gerente de Marketing de Nestlé Waters, dueña de las marcas Nestlé Pureza Vital, Awafrut, Eco de los Andes y Glaciar. En esta categoría, tanto de aguas minerales como saborizadas, el período de octubre a marzo tiene un peso del 60% del total del volumen del año. "Si nos vamos al verano puro, el porcentaje es de 38% en aguas minerales y 37% en saborizadas", precisó Aspiazu. Con todo, los picos de temperatura registrados en febrero permitieron a la compañía compensar el frío poco habitual de septiembre y octubre del año pasado, donde todo el mercado sufrió por el retraso de la llegada de los días de calor.


Durante el año pasado, las aguas saborizadas fueron una de las categorías de más crecimiento en el rubro bebidas mientras cayeron las gaseosas versión regular y jugos en polvo, según un informe de Kantar Worldpanel.
"Las aguas minerales crecen al 6% y las saborizadas sin gas arriba del 10%. Hoy, el mercado de saborizadas es más grande que el de agua mineral. Hay varias razones, desde el sabor hasta la salida de algunos consumidores del mercado de gaseosas no colas", detalló Aspiazu.


Las cifras generales del mercado de aguas muestran que la participación de las saborizadas sin gas es de 55% frente al 45% de las minerales. En el caso de los helados, la temporada cerrará con números positivos. El 70% de las ventas de helados impulsivos se concentra en los meses de calor, entre octubre y marzo. Así coinciden los dos principales jugadores del mercado, Nestlé y Arcor. Aunque cada una de las empresas difunde números de participación que los muestran como líderes en participación.


"Está siendo una temporada muy buena y esperamos que sea de bastante crecimiento. Que siga el buen clima en marzo y abril ayuda a desestacionalizar la categoría. Las ventas se modifican cuando hay buen clima, no sólo por el calor sino también por la ausencia de lluvias, un factor que disminuye el consumo on the go", advirtió Luis Villavicencio, director de Frigor, la marca de helados de Nestlé, con productos emblemáticas como Torpedo y Epa.