Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La mayor siembra de trigo y maíz impulsa la producción y venta de agroquímicos

Según un estudio privado, la baja de las retenciones y la mayor área sembrada están favoreciendo la utilización de productos fertilizantes y químicos en el campo

La mayor siembra de trigo y maíz impulsa la producción y venta de agroquímicos

La producción de agroquímicos y fertilizantes creció 10,5% durante enero y noviembre del año pasado con relación a igual período de 2015, impulsados por la demanda de la actividad agrícola en la campaña 2016/17, recuperando la fuerte caída del año anterior. El mismo panorama presentó el consumo, con una suba de 47,1%. Los datos forman parte de un informe elaborado por IES Consultores que identifica a la mayor siembra de trigo y maíz como los responsables de este cambio positivo.


En el trabajo se asegura que las exportaciones alcanzaron u$s 421 millones, un 24,3% por debajo de los u$s 556 millones de 2015. En cantidades, treparon a 319.000 toneladas, 15,5% por encima, y continuaron con la tendencia creciente observada desde el año de 2014. "El comportamiento estuvo explicado por la contracción en los herbicidas a base de glifosato, con una merma de 34,4%", explica el documento. También fueron menores los envíos de abonos nitrogenados (51,1%) y potásicos (86,4%), mientras que los fosfatados crecieron 103%, al igual que los productos químicos orgánicos (91,4%). Los destinos se concentraron en Brasil, (41,8%); Paraguay, (19,1%); Bolivia (10,3%); Chile 9,1%); y Uruguay, (7,8%). Estos países agruparon el 88,2% del total exportado.


En cuanto a las importaciones llegaron a u$s 1723 millones, 10,6% por encima de los u$s 1557 millones de 2015. Esta suba estuvo explicada, según IES, por el aumento de 38,2% de los abonos con nitrógeno, fósforo y potasio. También exhibieron subas los abonos nitrogenados (32,6%); herbicidas a base de glifosato (9,8%), y fungicidas (11%). Los productos químicos orgánicos cayeron 7,3%. El glifosato y los desinfectantes presentaron caídas del 23,2% y del 2,9% respectivamente. En cuanto a las cantidades crecieron 78,7% por suba de compras externas de abonos con nitrógeno, fósforo y potasio; de abonos nitrogenados y de herbicidas a base de glifosato.


Con este panorama, las perspectivas para este año son positivas, argumenta el trabajo, principalmente para el segmento de agroquímicos y fertilizantes, gracias a la baja de las retenciones y el crecimiento del área sembrada. "Se espera una suba en la inversión del sector agrícola en 2017 que se traduciría, de esta forma, en una mayor demanda de agroquímicos y fertilizantes", agrega el trabajo.