ENDESA COSTANERA TIENE UN PATRIMONIO NETO NEGATIVO DE $ 536 MILLONES

La mayor productora de energía del país busca fondos para evitar su disolución

El grupo español Endesa lanzó una emisión de nuevas acciones de su controlada por más de $ 550 millones. Intenta revertir su delicada situación patrimonial

El grupo español Endesa sigue mirando su panorama en el mercado energético argentino con preocupación. Además de soportar fuertes pérdidas en Edesur, ahora se vio obligado a aplicar un plan de salvataje para otra de sus controladas: Endesa Costanera, la mayor productora de energía eléctrica de origen térmico de Argentina.
El holding europeo posee, a través de Endesa Argentina y de Empresa Nacional de Electricidad , el 64% de las acciones ordinarias de la compañía. Las estantes son propiedad de accionistas particulares.
Esta semana intentará ampliar su capital emitiendo nuevas acciones para evitar su disolución. Es que acumula pérdidas mayores a $ 800 millones en tres años, afectada por la política energética que viene aplicando el Gobierno desde 2003.
Esta situación la llevó a tener un patrimonio neto negativo de $ 536 millones, producto de pérdidas por $ 185,7 millones en 2011, que subieron a $ 447 millones en 2012. Y que ya llegan a $ 200 millones este año.
Las razones derivan de cambios en las reglas de juego como lo ocurrido a fines del año pasado con la no renovación del acuerdo entre la Secretaría de Energía y los agentes generadores del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), lo que impactó adversamente en sus resultados. También factores coyunturales ya que mientras debe mantener congelada su tarifa,
aumentan sus gastos de producción, administración y financieros. Todo, en un marco de negocios estancados, ya que el año pasado registró una producción neta de 8.488 GWh, similar a la de 2011. Así y todo, debió firmar con la Secretaría de Energía un acuerdo para invertir en sus unidades de generación u$s 304 millones, en un plazo de 7 años con el objetivo de aumentar la generación y ahorrar costos para el sistema.
Esta mezcla de factores la llevó a encarar un plan anti liquidación para frenar el detrimento de su situación patrimonial, económico y financiera. Por eso aumentará su capital, para evitar tener que disolver la sociedad. Es una de las medidas necesaria para la recuperación patrimonial, explica la sociedad en un comunicado enviado la semana pasada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.
La oferta de acciones comenzará el próximo jueves y finalizará el 22 de noviembre. Ofrecerá hasta 555 millones de nuevas acciones ordinarias, escriturales, de valor nominal un peso cada una y con derecho a un voto y a obtener dividendos en igualdad de condiciones que las acciones en circulación.
Lanzará acciones preferentes, con un período de suscripción se 10 días. Se podrán integrar en efectivo y/o mediante capitalización de créditos ya existentes o de nuevos créditos.
El remanente no colocado, será ofrecido a las sociedades relacionadas, agrega la empresa en el prospecto. El período de suscripción se extenderá por tres días hábiles bursátiles, comenzando el 20 de noviembre. Se podrán integrar mediante capitalización de créditos existentes y/o de nuevos créditos.
Los inversores que suscriban las nuevas acciones tendrán derecho a percibir dividendos en las mismas condiciones que los titulares de acciones actualmente en circulación, aclara el comunicado. Endesa también señala que las causas del detrimento patrimonial, económico y financiero de la compañía no se han revertido, por lo que se confirma la necesidad de aumentar el capital para evitar la disolución por la pérdida del mismo.
Tanto el panorama de Endesa Costanera, como el del resto de las empresas propiedad de Endesa como Edesur, Yacylec y Dock Sud, hace que Argentina sea el único mercado de la región donde el Ebitda (ganancias antes de impuestos) del grupo sea negativo.
Un informe interno revela que los aportes de todos los activos argentinos solo suman u$s 2,1 millones. El informe indica que el valor de Edesur sería de u$s 15,7 millones; el de Yacylec u$s 2 millones; Cemsa u$s 10 millones y el de Dock Sud negativo en u$s 25,6 millones.
En el caso de Edesur, llegó a perder $ 4 millones por día, exponiendo un panorama de asfixio financiero permanente, al punto que ambas componías estuvieron al borde de la quiebra, con ingresos congelados, una caja deficitaria y costos crecientes. Pero entre enero y junio pasados registró una ganancia de $ 1.503,5 millones, contra una pérdida de $ 279,5 millones para el mismo período de 2012. Pero este cambio fue sólo un maquillaje contable ya que se debió a una nueva forma de contabilizar ingresos que recibe por la aplicación del Programa de Uso Racional de Energía Eléctrica (Puree).

Tags relacionados