Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La fabricación de 0 km frena la caída pero acumula una merma de más de 13% en el año

Las marcas radicadas en el país produjeron 44.447 unidades y frenaron siete meses seguidos de baja. La brasildependencia sigue mermando el negocio exportador

La falta de recuperación del principal mercado comprador de la producción local desvela a los ejecutivos

La falta de recuperación del principal mercado comprador de la producción local desvela a los ejecutivos

La fabricación de unidades 0 km durante el pasado abril logró detener una sangría que lleva ocho meses consecutivos.
La Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) publicó su informe mensual en el cual revela que las terminales automotrices radicadas en el país produjeron en abril 44.447 unidades.

Este volumen se ubicó apenas un 0,4 % por debajo de las 44.638 unidades que se produjeron en el mismo mes de 2015 y 3,8 % por debajo de las 46.209 unidades en su comparación con marzo de este año.

Esta especie de empate técnico significó el freno de una caída que comenzó en septiembre del año pasado y tuvo su pico máximo en enero (- 29,1%).

La seguidilla de meses negativos queda reflejado en el acumulado del primer cuatrimestre, en donde la entidad que agrupa a las once fábricas que operan en el país, señala que el sector produjo 142.615 automóviles y vehículos utilitarios, es decir, 13,3 % por debajo del volumen que se registró entre enero y abril de 2015.

Pero, además de la caída en la producción, el principal problema que enfrentan las automotrices es la baja de las exportaciones. Mientras se espera que se resuelva la posibilidad de un acuerdo comercial con Colombia, los ejecutivos observan con preocupación que el mercado brasileño –el principal comprador de la Argentina– no encuentra su piso y esto pega en la línea de flotación del negocio automotor.

Las automotrices exportaron 20.704 unidades en abril, un 1,2% por sobre los 20.459 vehículos que se exportaron en el mismo mes del año pasado.

Sin embargo, sumados los cuatro meses del año se enviaron al exterior 55.962 unidades, 29,5% menos respecto del volumen que registró el sector en el mismo período de 2015.

"El comportamiento de las principales variables de la industria automotriz, puntualmente producción y exportación, se mantiene estable teniendo en cuenta el nivel de actividad que viene registrando Brasil, principal socio comercial para nuestro sector y sobre el cual no se vislumbran cambios inmediatos", explicó Enrique Alemañy, presidente de Adefa. "Independientemente, continuamos trabajando para consolidar una Política Automotriz del Mercosur que integre y desarrolle de manera equilibrada la actividad industrial en ambos países.

Además buscamos potenciar el perfil exportador de esta industria haciendo todos los esfuerzos para alcanzar nuevos acuerdos como es el caso de Colombia y continuamos trabajando en iniciativas que contribuyan a la mejora de la competitividad" añadió el también presidente de Ford en un comunicado.

Los dichos de Alemañy respecto a la política regional no pasan desapercibido cuando se observan la procedencia de las ventas a los concesionarios locales.

Según Adefa, en abril se comercializó a la red 60.513 vehículos, un 38,1 % más respecto de las 43.819 vendidas en abril de 2015. Del total vendido a los concesionarios, el 40% es de producción nacional y el resto es importado, principalmente de Brasil que hoy tiene una importante capacidad ociosa.