Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La exportación de talento ya genera negocios por u$s 6500 millones

Cada vez más empresas venden servicios de conocimiento al exterior. A pesar de la coyuntura económica, en el sector aseguran que las perspectivas son alentadoras

La exportación de talento ya genera negocios por u$s 6500 millones

Cada vez son más las empresas que desde Buenos Aires, y con profesionales argentinos, manejan la contabilidad, la liquidación de sueldos o diseñan programas de software para grandes compañías de todo el mundo. Bajo el nombre de servicios basados en el conocimiento, el sector ya se convirtió en una verdadera industria cuya materia prima es el talento: el año pasado las exportaciones de este tipo de servicios representaron unos u$s 6500 millones, 8% más que en 2014, lo que la ubicó en tercer lugar en importancia, detrás de la agroindustria y automotriz.

A contramano de otros sectores más sensibles a la coyuntura económica, las perspectivas para este año son alentadoras. En lo que va del año, por ejemplo, se generaron unos 9700 nuevos puestos de trabajo. "Vemos un salto enorme de calidad en el sector. Distintas empresas de servicios anuncian empleo de profesionales, mirando al país en el mediano y largo plazo", explicó Luis Galeazzi, director Ejecutivo de Argencon, entidad que representa a las principales empresas exportadoras de servicios contables, legales, de arquitectura, de ingeniería, audiovisuales, consultoría, publicidad e investigación y desarrollo. Algunas de las que anunciaron inversiones y generación de empleo fueron Ernst & Young, PWC y Globant. Roberto Álvarez Roldán, presidente de Argencon, destacó que el Gobierno está impulsando al sector con la creación de una Subsecretaría de Servicios Tecnológicos y Productivos y la participación por primera vez de la entidad en la Comisión Nacional de Empleo, Trabajo y Salario.

"Más allá de las cuestiones de tipo de cambio, lo importante es mantener una línea estable. Cuando cerrás un contrato en el exterior por tres años se espera un salario estable en dólares. Si los aumentos superan a la inflación es complicado", señaló. ¿Cuáles son los puntos a favor de la Argentina? El talento local, aunque se advierte sobre el desafío de continuar generando nuevos profesionales con la capacitación adecuada y habilidades esenciales como el conocimiento de idiomas. Este talento local hizo que el sector pudiera reconvertirse rápidamente: luego de 2001, la exportación de servicios creció por una cuestión de costos –los salarios eran "baratos" en dólares– y proliferaron empresas como call centers que, a nivel global, son considerados casi como commodities. Ahora, la Argentina ofrece servicios de alto valor agregado, donde el precio ya no es la variable clave. "La industria de los call centers, más rudimentaria, se perdió en manos de otros mercados más baratos, como Centroamérica. Desde 2008 a 2015, nos encarecimos y los salarios medios de la industria aumentaron un 60% en dólares", precisó Galeazzi.

Uno de los mercados que aún está cerrado para la exportación de servicios basados en el conocimiento es Brasil por una cuestión de doble imposición tributaria que desde el sector esperan que pueda ser resuelta.

También hay preocupación por el fuerte avance de nuevos jugadores en el sector, como es el caso de Filipinas o países de Europa del Este. "Es una industria de crecimiento global y competencia perfecta. No es sólo una empresa contra otra que compite por ofrecer un servicio; es un país contra otro. Hay países que han hecho de los servicios del conocimiento un área de desarrollo. Es una industria que hace 20 años no existía y el crecimiento local se ha dado porque la Argentina tuvo capacidad de vender proyectos", advirtió Galeazzi.