Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"La estabilidad del tipo de cambio beneficiará a los viajes internacionales"

Alex Obaditch es el general manager para la región Sudamérica de Air New Zealand desde abril de 2015. Desarrolló su carrera en el sector aerocomercial con más de 20 años de experiencia en Air Canada, donde llegó a ocupar el cargo de general manager para la Argentina y Uruguay. De padre inglés y madre portuguesa, el ejecutivo nació en Buenos Aires, está casado y tiene dos hijas

Los turistas argentinos se animan cada vez más a viajar a destinos que poco tiempo atrás eran vistos como muy exóticos o inaccesibles. Es el caso de Oceanía, donde sus distintas ciudades y playas reciben más viajeros de Sudamérica. Por eso las aerolíneas de la región están apostando por el mercado local. Una de ellas es Air New Zealand, que desde el 1º de diciembre del año pasado cuenta con tres vuelos semanales directos Buenos Aires - Auckland. El Cronista dialogó con su CEO en la Argentina, Alex Obaditch, sobre las perspectivas de la compañía en la región.

–¿Qué balance hacen desde la inauguración de los vuelos directos a Auckland?
–El mercado reaccionó muy positivamente a nuestro producto, el único vuelo sin escalas hacia la región Asia-Pacífico. Volamos non-stop a Auckland con conexiones inmediatas dentro de Nueva Zelanda, Australia y hacia la zona Asia-Pacífico, Japón, China, Singapur. Es una región que el mercado local está descubriendo.

–¿Es hoy más accesible para el turista local?
–Es un viaje de 12 horas. Hay todo un mito que se está volando hacia el otro lado del mundo, pero no es más lejos que ir a Europa. Con el tiempo y la mayor promoción a través de los entes turísticos se va a lograr un mayor interés.

–Lanzaron el vuelo unos pocos días antes del cambio de gobierno. ¿Cómo impactaron las medidas económicas?
–Iniciamos en el principio del cambio. Tuvimos tres primeros meses muy fuertes con factores de ocupación arriba del 85% y 90%. Obviamente, los cambios económicos pueden tener algún efecto negativo pero a muy corto plazo. Darle la posibilidad al argentino de hacerse de divisas extranjeras abre otras oportunidades. Puede haber un poquito de turbulencia a corto plazo. Una estabilidad ya en el tipo de cambio, luego de la devaluación, seguro que va a beneficiar al mercado de viajes internacionales, los que salen y los que llegan.

–¿La Argentina es ahora más competitivo para recibir turistas del exterior?
–La Argentina ha bajado sus precios en dólares, pero es un trabajo a largo plazo. Hay que ser inteligentes por parte del Gobierno, y en particular del Ministerio de Turismo para hablar con todos los jugadores en el mercado para que los precios se mantengan y aprovechar el tipo de cambio.

–Tienen servicios de código compartido con Aerolíneas Argentinas. ¿El plan de reestructuración previsto por la empresa podría afectarlos?
–No vemos que nos afecte. Es algo que se va a ver a través del tiempo. Hemos trabajado con Aerolíneas Argentinas en los últimos dos años con profesionalismo.

–¿Cómo benefició al mercado aerocomercial la baja en los combustibles?
–Hoy en día, rutas que hace dos años no eran rentables pueden operarse y hasta hacer dinero. Un barril de petróleo bajo, o a un precio más razonable, hace que las líneas aéreas empiecen a mirar otros horizontes. Las líneas de bandera, privadas y low-cost ven una oportunidad si el barril se mantiene a estos precios por un período largo.

–¿Qué tendencias están viendo en el mercado turístico?
–En general va a seguir creciendo. Con mayor estabilidad la gente se anima a realizar viajes a destinos más alejados. Creo que el mercado local va a crecer fuertemente durante los próximos años. Hay una gran cantidad del público aquí que ya ha viajado múltiples veces a los Estados Unidos y Europa y están buscando otros horizontes.

–¿La distancia sigue siendo una traba?
–Los neozelandeses están acostumbrados a viajar largos tramos. Es muy importante incrementar el flujo de turismo de la zona Asia-Pacífico hacia la Argentina. Tiene un efecto positivo. Argentina tiene belleza natural y Buenos Aires es una ciudad bellísima, con un aire europeo único en la región.