Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La distorsión sigue: se paga cinco veces más en góndola que el precio de origen

Refleja la diferencia entre el precio que percibe el productor y lo que pagaron los consumidores en julio, en promedio para 20 alimentos agrícolas. Mejoró la brecha contra el mes anterior

A pesar de que por tercer mes consecutivo la brecha que mide la diferencia promedio entre el precio en góndola y el de origen para una canasta de 20 alimentos agrícolas, mostró leves reducciones, las distorsiones en la cadena continúan. En el mes de julio, el índice elaborado por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) mejoró 0,8% respecto al mes anterior, lo que evidenció una mejora acumulada del indicador IPOD -Índice de Precios en Origen y Destino- del 13,3% desde abril. Sin embargo, en los números se sigue reflejando las distancias que existen en la cadena, que en el mes de julio se multiplicaron por 5,15 veces (desde que salen del productor hasta que llegan al consumidor), una diferencia que en junio de este mismo año era de 5,2 veces. "Se ve una mejora pero que no resuelve el problema de los productores, que todavía sufren una distorsión muy grande", afirmó Pablo Vernengo, director ejecutivo de Economías Regionales de la CAME. Según destaca el informe, un nuevo reacomodamiento en los valores de origen de varios productos fue lo que mejoró levemente la brecha. Claro que se afirma que a pesar de la mejoría, la participación del productor en el valor de góndola continúa siendo baja, una situación que se manifiesta constantemente en la industria con reclamos de los productores por los valores que reciben, desde los productores tamberos de Santa Fe hasta los yerbateros de Misiones. Vernengo puso como ejemplo la situación de los productores de peras y manzanas de Río Negro y Neuquén, que este martes se estarán manifestando en Plaza de Mayo repartiendo frutas a los transeúntes con pedidos de mayor rentabilidad. Algo similar sucedió hace unas semanas con los productores lecheros en Rafaela, Santa Fe. "Lo que se ve es una desprotección total tanto del consumidor como del productor. El Gobierno todavía no logró discutir la alta concentración y los abusos que se dan en la cadena", afirmó Vernengo, que reclamó mayor participación de los Observatorios de Precios para atacar el problema.
Para el promedio de los alimentos agrícolas y ganaderos relevados en el mes de julio, el agricultor sólo recibió el 27,9% del costo que pagó el consumidor, con un aumento de 2,7 puntos porcentuales frente al mes pasado.
Se especifica que las frutas y verduras con mayores brechas de importes en el mes fueron: la Pera, con una diferencia de 11,1 veces, la Mandarina con una desigualdad de 10,9 veces, el Limón 10,8 veces, y la Manzana Roja (8,5 veces). En cambio, los alimentos donde menos se multiplicaron los valores fueron: la Papa con una disparidad de 1,92 veces, la Frutilla (2,04 veces), el Pimiento Rojo 2,17 veces, y la Cebolla con 2,24 veces. Al agrupar los productos por origen, se destaca que las mayores distorsiones en la cadena siguen ocurriendo en los productos de origen vegetal. En este caso, el índice alcanzó una brecha de 5,15 puntos en julio, mientras que el IPOD que agrupa a cuatro productos animales (huevo, carne de pollo, carne de novillito y leche) se ubicó en 3,38 puntos. En este caso, se resalta que evidenció una baja de 10,1% en relación al valor alcanzado en junio.