Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La demanda corporativa ‘salva’ el negocio de las empresas de alquiler de autos

Las rentadoras de vehículos aseguran que las compañías ahorran entre 15% y 30% si alquilan sus flotas, por lo que se inclinan cada vez más a tercerizar el servicio de movilidad

La demanda corporativa ‘salva’ el negocio de las empresas de alquiler de autos

A contramano de la actividad económica, las empresas que rentan autos en la Argentinas registraron crecimiento en lo que va del año. El incremento promedia 25% en el sector con respecto al año pasado, y se da principalmente en el alquiler de vehículos a empresas, lo cual morigera el impacto negativo que dejó la menor llegada de turistas al país. Cada vez, más compañías deciden tercerizar el transporte tanto de beneficio para los empleados como para trabajo porque representa un ahorro de entre 15% y 30% en el gasto en flotas, según las rentadoras. La tendencia es además a alargar los contratos hasta los 48 meses.

Alberto Vélez, presidente de la Cámara Argentina de Alquiladoras de Autos (Cadea), explicó que la locación de vehículos en las empresas es parte de la tendencia mundial a tercerizar las actividades no estratégicas. "Así como se contratan compañías especializadas en seguridad o maestranza, se tiende cada vez más a trasladar este modelo a la movilidad", explicó.

Según el especialista, que es además CEO de la rentadora Autocorp, el interés por este modelo no solo se da para bajar costos sino también porque asociarse con especialistas minimiza los gastos en administración de los vehículos y brinda seguridad en cuanto a su mantenimiento. "Las compañías saben cuánto gastarán en sus flotas, sin sorpresas, ya que las empresas se encargan de los seguros, patentes, asistencia las 24 horas, entre otros gastos", señaló.

En la misma línea, Federico Folatelli, gerente general de la brasileña Localiza en el país, explicó que tanto las Pymes como las grandes firmas asumen que si conviene alquilar oficinas o galpones en vez de comprarlos, también es conveniente alquilar flotas. "No se comprometen recursos de la empresa que pueden invertirse en actividad productiva, no quita líneas de créditos, se deduce IVA de ganancias, no se genera un área administrativa de flota que genera más gastos, se ahorra la depreciación del auto", agregó como argumento para alquilar en vez de comprar flota. Además, es una alternativa que se toma en momentos de vaivenes económicos donde se postergan las decisiones a largo plazo, como la compra de autos.

Aún así, advirtió que todavía no se trata de un mercado desarrollado en el país. Según los datos que manejan en la Cámara del sector, hoy en la Argentina circulan unos 12.000 autos de alquiler, de los cuales el 60% corresponde a contratos corporativos y el resto al turismo.

Si bien la baja de visitantes extranjeros impactó en el alquiler de autos, no hubo una caída que afectó al sector dado que en la mayoría de las locadoras igualmente se registró crecimiento en ese segmento.

En cuanto a los precios, desde las operadoras aseguran que este año se registraron aumentos pero por debajo de la inflación. Es complejo hacer un estimado de cuánto cuesta el alquiler de uno de estos autos porque depende del segmento, uso, duración del alquiler, cantidad de vehículos alquilados. Pero según Velez, como ejemplo, se puede pensar que un auto de cerca de unos $ 350.000, por dos años de alquiler rondaría los $7000 mensuales con todos los gastos incluidos.

En un alquiler para un fin de semana en Buenos Aires, un auto del segmento ejecutivo como un Chevrolet Cruze retirado en el aeropuerto de Ezeiza cuesta entre $ 1600 y $ 2200, dependiendo de los seguros contratados, kilometraje, combustible prepago, entre otros.