La Justicia traba la venta del Grupo ndalo, cada vez más complicado

El juez federal Julián Ercolini decidió hoy rechazar el pedido que había hecho el empresario Cristóbal López para que levantara la inhibición de bienes que pesa sobre el Grupo Índalo y pudiera venderle las empresas a OP Investment, el grupo inversor liderado por Ignacio Rosner que ya se presenta como el nuevo dueño y que incluso ya anunció un cambio de nombre para el conglomerado.

Ercolini dictó su rechazo en conformidad con las posiciones del fiscal, la AFIP y los veedores designados en la causa, que se oponían también al levantamiento de la inhibición.

La decisión se debe al menos en parte a que el juez cree que no está claro todavía el valor de las empresas involucradas. Por eso en Índalo, según pudo saber El Cronista, consideran que el rechazo es provisorio y podría en el futuro levantarse la inhibición.

Antecedentes

La deuda que se analiza en la causa a cargo de Ercolini es por la retención del impuesto a la transferencia de combustibles (ITC) en estaciones de servicio de Oil Combustibles, de Indalo. Hace dos años, cuando se hizo la denuncia, ascendía  a 8000 millones de pesos; pero con intereses y punitorios llegaría ya a $ 10.000 millones.

Mientras tanto, la situación del grupo se complica. Ya en la semana, cuando se conoció la posición de la AFIP, desde OP advirtieron que si los tiempos judiciales no se aceleran, la situación de las empresas será crítica. Incluso no podrían afrontar el pago de salarios a sus empleados.

Los compradores de Índalo dicen que si los tiempos judiciales no se aceleran, la situación será crítica y que incluso podría estar en riesgo el pago de salarios.

El plan que presentaron Rosner y su socio Santiago Dellatorre, que asumieron como presidente y vicepresidente de Oil Combustibles y de otras empresas del grupo, contemplaba el ingreso de un nuevo inversor extranjero, la petrolera rusa Lukoil, y la inyección de u$s 300 millones.

Con las cuentas inhibidas, las compañías del grupo se manejan mínimamente con los ingresos que se van generando. De todas, Oil Combustibles es la más endeudada, con una importante morosidad en su flujo de caja. La nueva traba judicial –hay otro juzgado, el comercial número 4, a cargo de Héctor Vitale, que debería autorizar el plan estratégico y de reestructuración que presentaron Rosner y Dellatorre- podría poner en riesgo el aporte de Lukoil y, eventualmente, la quiebra del grupo.

A pesar de lo inconvenientes que enfrenta la venta, los nuevos dueños anunciaron esta semana el cambio de nombre de la compañía: el Grupo Indalo pasará ahora a llamarse Grupo Ceibo, como "la flor nacional de la Argentina". Así buscan relanzar las ex empresas de López y darle una nueva identidad visual del grupo.

Tags relacionados
Noticias del día