Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La Justicia inhibió bienes de la sociedad que controla el Hipódromo de Palermo

El juez Martín Converset falló contra las compañías de Cristóbal López y Federico de Achával por no pagar ingresos brutos. Ambos apelarán la decisión judicial

La Justicia inhibió bienes de la sociedad que controla el Hipódromo de Palermo

La justicia falló a favor de la Ciudad en su reclamo por cobrar Ingresos Brutos al juego. El magistrado porteño Martín Converset decretó la inhibición de bienes por una deuda mayor a $ 1854 millones a la Unión Transitoria de Empresas (UTE), entre las compañías de Federico de Achával y Cristóbal López, quienes explotan más de 4500 máquinas tragamonedas y juegos de azar en el Hipódromo de Palermo. Los empresarios apelarán y recuerdan que un amparo federal los inhibe de pagar el tributo en Ciudad.

Converset validó el reclamo que inició la Ciudad por una deuda de ingresos brutos entre 2010 y 2015 de la UTE formada por Casino Club (Cristóbal López) e Hipódromo Argentino de Palermo SA (Hapsa, De Achával). Hasta el momento, ambas sociedades tuvieron el aval de la justicia federal que consideró que la Ciudad no puede reclamar ese tributo porque el Hipódromo y el juego son actividades de jurisdiccional nacional. Ahora bien, Converset advirtió que ese fallo sólo "beneficia" al Hipódromo pero "no así a la UTE" que "reviste calidad de contribuyente" en la Ciudad.

La situación complica a Cristóbal López quien, como adelantó El Cronista este fin de semana, salió a vender su participación en Inverclub a su socio Roberto Benedicto y ahora planeaba hacer lo mismo con Casino Club. Es que Converset sostuvo en el fallo que cuando "el embargo no pudiere hacerse efectivo por no conocerse bienes del/la deudor/a, o por no cubrir éstos el importe del crédito reclamado, puede solicitarse contra aquél/lla la inhibición general de vender o gravar sus bienes". Y sólo levantará la medida en el caso de "que se presente a embargo bienes suficientes o diere caución bastante". El magistrado argumenta que tomó esta medida con "relación al peligro de la demora". Y, en esa línea, explica que "los graves perjuicios que podrían aparejar para el fisco la eventual desmembración, separación y/o desapoderamiento de las firmas que conforman la UTE".

El juez Converset dio la razón a la Administración General de Ingresos Públicos (AGIP) que denunció que la UTE realiza en la Ciudad "actividades a título oneroso que resultarían pasivas del impuesto sobre los ingresos brutos", en alusión a la explotación del juego. Entre los operadores del Hipódromo advierten que apelarán al fallo. "No se puede inhibir una UTE. No hay bienes para inhibir. Es ridículo", advierten. Además insisten en que el juego es una actividad federal, que aún rige una cautelar en la justicia nacional que sostiene que la Ciudad no puede cobrarles impuestos.

Incluso advierten que hasta el propio Mauricio Macri reconoce que "no hay deuda de Ingresos Brutos para reclamar". Es que denuncian que el decreto que el Presidente firmó a principios de junio, en el que sostiene que la actividad es competencia de la Ciudad, todavía está bajo la órbita de la Lotería Nacional.

Por su parte, el Gobierno presiona para conseguir cobrarle ingresos brutos al Casino de Puerto Madero, mientras prepara el traspaso total del juego a la Ciudad, previsto para diciembre/enero.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar