Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La AFIP pidió el embargo de las cuentas de OCA por una deuda millonaria

El organismo recaudador solicitó a la Justicia la medida para poder cobrar aportes fiscales no realizados hasta ahora por la compañía propiedad del Grupo RHUO

En la actualidad, OCA es controlada por el Grupo RHUO, dedicado a la gestión de los recursos humanos

En la actualidad, OCA es controlada por el Grupo RHUO, dedicado a la gestión de los recursos humanos

La principal empresa de correo postal privada de la Argentina fue intimada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para que cancele una deuda millonaria por aportes fiscales no abonados. Al no haberlo hecho, en la actualidad tiene las cuentas embargadas. Si bien no se conoce el monto total de la deuda, El Cronista pudo saber que por estos días el embargo llega casi a los $ 60 millones. De hecho, en varios cheques emitidos por la compañía se pueden observar el sello de rechazado por tener las cuentas embargadas. Consultados, voceros de OCA admitieron la información pero evitaron hacer declaraciones, aunque otras fuentes del mercado aseguraron que la compañía estaría por cancelar la deuda. La empresa es controlada por el Grupo RHUO, propiedad de Patricio Farcuh, de cercanos lazos con el sindicalista Hugo Moyano y sus hijos.

El grupo también engloba a otras empresas como Guía Laboral; Pertenecer; Slam; GPS Servicios; Oxford Partners; Executive Education; Iron Security y Planobra. Su ingreso de OCA lo convirtió, según un comunicado de RHUO, “en el grupo empresario de capitales privados nacionales que brinda más puestos de trabajo en el país, con más de 25.000 empleados”. OCA tiene hoy 150 sucursales, 2800 agentes oficiales a nivel nacional, 7000 empleados y una flota de vehículos de 1.000 unidades. Según las fuentes, la deuda sería íntegramente tributaria y no previsional y por eso estaría bajo el secreto fiscal que en estos casos ordena mantener la Justicia. Es más. El procedimiento normal que se lleva a cabo tras intimar el pago es el de presentar una declaración de oficio ante un juzgado contencioso con el objetivo de lograr la autorización de un juez para proceder al embargo de las cuentas.

De esta forma, la AFIP tiene la posibilidad de ir cancelando el monto reclamado a través de las cuentas bancarias de la empresa. De hecho, el monto puede ir variando día a día precisamente en función del dinero que vaya recaudando el organismo. De todos modos, en el mercado se sostiene que la deuda de OCA no sería de $ 59 millones sino de un monto mucho más alto. De hecho, algunos comparan el caso con el reclamo hecho al empresario Cristóbal López por los $ 8000 millones que dejó de pagar por impuesto a los combustibles.

Ya el año pasado, en tiempos de Ricardo Echegaray, la AFIP denunció a OCA pero por $ 100 millones por presunto fraude impositivo y previsional al sostener que la empresa postal utilizó una cooperativa como pantalla para contratar a más de 700 trabajadores. El caso quedó radicado en el Juzgado Federal Número 1 de la ciudad de Paraná, Entre Ríos en el cual se investiga el presunto hecho de evasión de aportes y contribuciones, y en el Impuesto al Valor Agregado. En ese momento, junio de 2015, se llevó a cabo un allanamiento en el que se secuestró documentación que permitió acreditar que era OCA la que impartía las directivas de trabajo, la modalidad de reparto y, principalmente, el pago de los sueldos a los supuestos asociados de la cooperativa. Según la AFIP de Echegaray,

El Grupo RHUO, dedicado a la gestión de recursos humanos, se hizo cargo de OCA en diciembre de 2013 tras pagar u$s 40 millones. Farcuh negoció la operación directamente con el anterior propietario de OCA, Alfredo Romero, que había comprado la empresa en 2008 al fondo Advent International que a su vez la había heredado del Exxel Group. El ejecutivo fue parte del grupo gerencial que adquirió OCA sin abonar un centavo sino asumiendo y renegociando una deuda de u$s 280 millones con un grupo de bancos. Hasta ese momento, OCA estaba en concurso preventivo y en la década del ‘90 había cobrado fama por su propietario de entonces, Alfredo Yabrán.