Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

IRSA abre en el país un nuevo concepto de patio de comidas gourmet

En el nuevo espacio se pueden comer y comprar productos gourmet

En el nuevo espacio se pueden comer y comprar productos gourmet

Al estilo de los mercados gourmet de Europa, Buenos Aires ya tiene su primer Food Hall: un concepto que combina bar y restaurant con almacén y winery. El primero de estos espacios abrió la semana pasada en el shopping Patio Bullrich, de la mano de Héctor Santantonin y Rafael Squassini, fundadores de Gourmand Food Hall, que se asociaron a IRSA e invirtieron u$s 1.1 millones en el proyecto.

El local, de 750 m2, combina: bar de ostras, bistró francés, un sector de quesos y fiambres, wine bar, pastelería, casa de té, almacén de productos gourmet y heladería. Todo en un mismo espacio y con la posibilidad de comprar para consumir allí o para llevar. "Este es un formato diferente, que no había en Buenos Aires, donde se pueden comer especialidades gourmet en un ambiente descontracturado", comentó Santantonin. "Hasta ahora la respuesta del público fue excelente", aseguró.

El 80% de los alimentos y bebidas que allí se comercializan son nacionales y un 20% importados. "Tenemos 350 proveedores, en su mayoría pymes, los seleccionamos por calidad", destacó Squassini. "Empezamos con el proyecto hace dos años, y golpeamos varias puertas, hasta que en IRSA encontramos un socio", comentó el emprendedor.

Si bien el contexto actual es de caída del consumo, "nosotros apuntamos a un público ABC1 y además, apostamos al crecimiento del mercado a largo plazo", aportó Santantonin. Con ventas promedio por persona de entre $ 200 y $ 400, los socios de Gourmand esperan alcanzar en un año una facturación de $ 80 millones, y replicar el formato en cuatro o cinco shoppings más de la capital y zona Norte.

Squassini y Santantonin provienen de la industria de alimentos y bebidas. El primero pertenece a la familia propietaria de las bodegas Dante Robino, y el segundo se desempeñó por más de 20 años en el sector supermercadista.

En tanto, Juan Martinucci, gerente de centros comerciales de IRSA, calificó a la iniciativa como altamente innovadora y destacó que, si bien el año cierra con ventas algo por debajo de la inflación, la desarrolladora continúa invirtiendo en la ampliación de centros comerciales y construcción de edificios de oficinas.

Más notas de tu interés

Comentarios3
LeBras De Martial
LeBras De Martial 15/12/2016 04:52:34

Francisco: fracaso fue tu paso por la escuela...

Gabriel Ghirardotti
Gabriel Ghirardotti 15/12/2016 12:03:19
Francisco Daniel
Francisco Daniel 15/12/2016 11:15:16

LAMENTABLE IDEA MUY MAL ATENDIDOS NO SABEN NI SIQUIERA HACER UNA PIZZA Y TE LA COBRAN COMO SI FUERA ORO PEDI UN VINO DE LA CARTA Y NO HABIA . VA A SER UN ROTUNDO FRACAZO COMO SIEMPRE