Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Honda concentra la fabricación de autos y motos en una sola planta

La relocalización de sus actividades le permitirá optimizar áreas y sectores. En la empresa afirman que no habrá despidos y que la producción mantendrá su nivel actual

Honda concentra la fabricación de autos y motos en una sola planta

La marca japonesa Honda decidió relocalizar la producción de motos en Campana y cerrar la planta que tiene en la zona sur del conurbano bonaerense. La primer pista de que esto iba a ocurrir fue hace poco menos de un mes, cuando la marca anunció la producción de la nueva moto CB190R que se iba a hacer en Campana, donde actualmente fabrica la SUV HR-V.

Desde ayer, la fabricante japonesa cerró las puertas de la planta de motos que tiene en Florencio Varela y que había inaugurado en 2006 en lo que fue su primera inversión productiva en el país. Decidió concentrar la producción de todos sus productos –motos y autos– en la fábrica de Campana en el nordeste de la provincia de Buenos Aires. Ahora, los modelos Wave NF100, XR 150 L y CG 150 Titan se fabricarán en ese complejo industrial.

Según explicaron desde la compañía, la decisión se debe a la "búsqueda de sinergias que permitan mejorar la productividad y consolidar el posicionamiento de la compañía en el mercado local". Desde la marca insistieron con que la decisión no se debe a una caída de la producción ni pérdida de puestos de trabajo, sino que es una "relocalización industrial" de la compañía.

Este proceso habría empezado en octubre de 2015 como consecuencia de la necesidad de buscar una optimización en áreas y sectores que "geográficamente se encontraban muy dispersos, no permitiendo lograr la eficiencia buscada".

A la hora de explicar el cierre de Florencio Varela, planta que sirvió como desembarco de la compañía en la Argentina, desde la marca japonesa que produce la tercer moto más vendida del país (la CG150 TITAN), explicaron que en ese momento se hizo "teniendo en cuenta un esquema de producción acotado, vinculado únicamente a motocicletas".

Agregaron que los años permitieron proyectar una planta de mayor dimensión, envergadura y capacidad productiva, que incorpore la producción de automóviles. Desde 2011, en Campana se producen simultáneamente motos y autos, y hoy la fábrica tiene tanto capacidad productiva como de expansión para seguir creciendo. Consolidar todas las operaciones en un mismo espacio geográfico resulta estratégico para garantizar la continuidad y eficiencia productiva de la compañía.

Aunque aún no está decidido el futuro de la planta que desocupará. Pero como es propiedad de Honda Motors Argentina, todo hace suponer que, continuando con este reagrupamiento el próximo paso, la automotriz se desprenderá del predio de Florencio Varela.

El otro tema en discusión es qué va a pasar con los 250 empleados que hasta ayer trabajaban allí. En Honda explicaron que "no hay despidos, se mantiene la producción" y que está llevando adelante "un plan de contención". El dilema se le presenta a los obreros de la zona sur es que su nuevo puesto de trabajo está ubicado a más de 100 km, lo que implicaría una viaje de más de una hora con un alto costo diario.