Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Grupo francés compra empresa local de certificación de productos orgánicos

Con la operación, el holding europeo busca afianzar su presencia en América latina. El mercado mundial de orgánicos mueve u$s 80.000 millones anuales

Una de las mayores certificadoras mundiales de orgánicos (productos naturales y sin agroquímicos), la francesa Ecocert, adquirió los activos de la certificadora Argencert, pionera del mercado local. La operación, de la que no trascendió el monto, refuerza la presencia del grupo francés en América latina (donde ya tiene filiales en Brasil, Chile, Perú, Colombia y México). Y al mismo tiempo "ofrecerá a los productores y comercializadores argentinos acceso a numerosos programas de certificaciones y a una red y una marca mundialmente reconocidas", destacó Laura Montenegro, fundadora y presidenta de Argencert.

Ambas firmas fueron creadas en 1991. El grupo francés está presente en 130 países, con más de 900 empleados y un volumen de negocio anual de u$s 55 millones. En tanto, Argencert tiene 18 empleados en sus oficinas de Buenos Aires, y sucursales en el valle de Río Negro y Mendoza, dado que es líder en certificación de peras, manzanas, vinos y mostos. Las tratativas comenzaron en marzo de 2016, y el acuerdo definitivo se cerró a fines de noviembre. "Se trata de un cambio de dueños, pero la estructura de Argencert permanece intacta, lo mismo que el nombre de la compañía, ya que tenemos una trayectoria hecha y sería muy engorroso cambiar la razón social para trámites en los diferentes organismos públicos", destacó Mario Passo, director ejecutivo de la firma.

Argentina es, a escala global, el segundo país con mayor superficie orgánica (algo más de 3 millones de hectáreas) acreditadas, por detrás de Australia. El 92% de las certificaciones corresponden a productos animales, y un 8% a vegetales.

El 98% de la producción orgánica local se exporta, principalmente a Estados Unidos (54%), la Unión Europea (30%), Suiza y Japón. Según datos de Argencert, el país exportó 110 productos certificados distintos a estos mercados en 2015. En volumen, totalizaron 160.000 toneladas.

Los productos orgánicos se basan en procesos ecológicos, la biodiversidad y los ciclos de la naturaleza. Es por esto que mantienen sus propiedades naturales y saludables, sin presencia de agroquímicos ni conservantes. Son además productos trazables, que siguen un sistema de normas y fiscalización reconocido internacionalmente.

Aunque existen productos orgánicos no alimenticios como lanas, fibras, algodón y cosméticos, en su mayoría se trata de alimentos.

Para ser acreditado como orgánico, se requiere un proceso de certificación que se inicia con la evaluación del suelo, que debe acreditarse como libre de agroquímicos al menos durante tres años.

Si bien Argentina es líder en producción orgánica, no existe casi mercado interno para este tipo de productos. Según Passo, de Argencert, "impulsar un mercado y un mayor desarrollo de la producción orgánica, con beneficios para la salud y el medio ambiente, requeriría un mayor apoyo del Estado mediante campañas de educación, y una asistencia a los productores durante los primeros tres años del proceso de certificación".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar