ABRE PLANTA EN PILAR, CON U$S 20 MILLONES DE INVERSIÓN

Grupo chileno fabricará medicamentos oncológicos 30% más baratos en el país

Recalcine, dueño de Fada Pharma y Northia, suma su quinta planta en el país e ingresa al mercado de productos quimioterapéuticos. Planea ampliar, además, ventas en Asia

A menos de tres meses de fusionar los laboratorios locales Fada Pharma y Northia bajo el nombre Laboratorio Internacional Argentino, el grupo chileno Recalcine se prepara para abrir su quinta planta productiva local.
La empresa, que mantiene las dos marcas en el mercado y está enfocada en el país en medicamentos genéricos inyectables que vende a hospitales y clínicas, invirtió u$s 20 millones en la nueva planta destinada a productos oncológicos, mercado en el que había ingresado meses atrás, al producir a través de terceros. El 18 de octubre vamos a inaugurar nuestra quinta planta, de 3.000 m2 en el Parque Industrial de Pilar, para producir medicamentos genéricos oncológicos, inyectables líquidos, polvos liofilizados, comprimidos y cápsulas. Prevemos producir, desde fin de año, 40 millones de unidades de 18 productos el primer año, sobre un total de 60 previstos a mediano plazo, explicó ayer Patricio Rabinovich, gerente general de Laboratorio Internacional Argentino, que adquirió Fada Pharma en 2005 y Northia en 2010. Hoy, posee plantas en La Plata, Quilmes, Pompeya y Liniers, con 1.000 empleados.
Meses atrás, la Presidenta (Cristina Fernández) destacó la importancia de que los tratamientos oncológicos sean más accesibles, por su alto costo. Nuestra planta va a colaborar con ese fin; nuestros productos van a costar de 20% a 30% menos que los de laboratorios líderes multinacionales, destacó Marcelo Pascuali, gerente de Mercados Externos de Northia. Entre los principales competidores de productos hospitalarios, mercado que mueve unos u$s 1.000 millones, figuran firmas como GlaxoSmithKline, AstraZeneca, Merck y los locales Richet, Fabra, Richmond y Klonal. En inyectables, Recalcine controla de 10% a 40% del mercado, según el producto.
El grupo, que facturará u$s 100 millones este año, prevé que el mercado oncológico le aporte de u$s 20 millones y u$s 30 millones anuales más. Este año, la duplicará la cantidad de unidades producidas en 2006, al pasar de 50 millones (sumada la elaboración conjunta de las firmas ahora fusionadas, que facturaban en total $ 160 millones) a 100 millones de unidades.
Nuestras ventas en el país crecen 15%; aumentamos los precios sólo 10% anual en los últimos años para ser competitivos, gracias a producir un mayor volumen con más eficiencia, dijo Rabinovich. El mercado argentino es importante, porque hay un buen acceso a la salud. Pero crece mucho la demanda en América latina, porque gobiernos de otros países, como Ecuador, Venezuela, Colombia o Perú, están haciendo esfuerzos para dar mayor acceso a la salud a la población, explicó. Según el ejecutivo, la Argentina tiene un alto nivel de regulación sanitaria, bien conceptuado en la región, lo que ayuda a exportar. Hoy vende el 15% de su producción a América latina y a países como Vietnam y Pakistán, y prevé expandir sus ventas en el sudeste asiático. Planea, en cinco años, exportar el 50% sin reducir ventas en el país, al duplicar la producción. Además de la nueva planta, el grupo invirtió u$s 10 millones en un área de liofilización y u$s 8 millones para productos biológicos en Quilmes.
El grupo chileno, controlado por la familia Weinstein, abrió en mayo el 25% su capital a la Bolsa de Chile, lo que lo valuó
en u$s 1.600 millones. Factura
u$s 500 millones anuales.

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día