Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Grandes marcas desplazan a los puestos de la terminal de trenes de Retiro

Burguer King, Havanna y Starbucks, entre otras marcas, llegarán al hall del FF.CC. Mitre. Muchos vendedores ambulantes fueron desalojados con órdenes judiciales.

Pocos locales aceptaron (o pudieron) adecuarse a las nuevas reglas de construcción e imagen

Pocos locales aceptaron (o pudieron) adecuarse a las nuevas reglas de construcción e imagen

Los más de 60.000 pasajeros diarios que transitan por la terminal del ferrocarril Mitre, en el barrio porteño de Retiro, son testigos de la recuperación a la que se somete desde hace meses al histórico edificio inaugurado en 1915 y que ofrecerá, desde mediados de mayo, una renovada oferta comercial, con presencia de grandes cadenas de consumo masivo.
 

Burguer King, Starbucks, Havanna, Todomoda, Eurocase o la cadena de maxikioscos 365, junto con el Banco Macro, Personal y Tarjeta Naranja, son algunas de las compañías que compitieron en la licitación llamada por Trenes Argentinos y que se adjudicaron los espacios de la superficie comercial del hall que, hasta hace poco, ocupaban pequeños comerciantes y vendedores informales.

El desembarco de las grandes cadenas lo habilitó Trenes Argentinos que impulsóuna exhaustiva revisión de la situación en la que se encontraban los locales de la terminal y el corrimiento de los vendedores ambulantes, muchos de los cuales abandonaron la estación con órdenes de desalojo. Algunos se negaban al cambio, y otros se oponían a abonar los nuevos valores, ajustados al precio del metro cuadrado en el mercado.
El nuevo marco permitirá a la empresa ferroviaria hacerse de ingresos mensuales, en concepto de canon, por $ 999.000. Es decir, un 85% más de lo que percibía con los puestos y locales que permanecían con contratos precarios o en la informalidad.

"Todo lo que estamos haciendo es para poner en valor el servicio que damos a la gente", comentó Marcelo Orfila, presidente de la Sociedad Operadora Ferroviaria (Sofse), durante una recorrida de las obras con El Cronista.

Según Orfila, ex gerente general del Grupo Monarca (firma dedicada a emprendimientos inmobiliarios), "casi todos los locales tenían contratos precarios" y pagaban "cánones irrisorios", que solo llevaban a las arcas de la empresa $ 150.000 mensuales.

"Hasta hace meses, los locales funcionaban expandidos, copando los pasillos de tránsito, y no recibían ningún control en su operación ni en los productos que vendían", repasó el presidente de Trenes Argentinos. "Desde ahora –completó– van a funcionar en sus respectivos espacios, cuidando el reglamento arquitectónico y el manual de operación que fija los estándares bromatológicos, entre otros aspectos".

Entre los pocos locales que permanecen figura Vickin II. La casa especializada en sandwiches que ocupa un espacio entre los andenes 7 y 8 de la terminal desde hace décadas aceptó el cambio y ofrecerá una oferta gastronómica adecuada a los nuevos estándares exigidos.

Según Orfila, la renovación de la estación de trenes "revitalizará" la zona. "Nuestra intención es que la gente cuente con un lugar que no sea solo de paso, sino también de encuentro, en el que se sienta cómodo y encuentre lo que busca", confió.

La renovación del hall central y de los puestos comerciales de la estación forma parte de la primera etapa de las obras concebidas para recuperar el espacio público y ofrecer un servicio renovado para los pasajeros urbanos y de los servicios de larga distancia del FF.CC. Mitre.

La segunda etapa de la renovación de Retiro incluye obras en el subsuelo, nuevos transformadores eléctricos y la impermeabilización de cubiertas, entre otras mejoras que se iniciarán en febrero de 2018. También se prevé renovar la zona de andenes, incluidos las naves y los techos. El ‘embellecimiento’ de la estación tiene un costo aproximado de $ 600 millones.