Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Grandes grupos inmobiliarios apuestan a la menor inflación, quietud cambiaria y repatriación de fondos

Desde Consultatio, IRSA y Pegasus anticipan un mejor clima para el real estate a partir de la estabilidad de precios; tranquilidad cambiaria y el ingreso de nuevos fondos del exterior

El desarrollo inmobiliario ofrecerá nuevas oportunidades de inversión durante el año próximo

El desarrollo inmobiliario ofrecerá nuevas oportunidades de inversión durante el año próximo

Una combinación entre expectativas positivas por el rumbo aperturista que tomó el Gobierno; menor inflación; estabilidad del dólar y efecto derrame del blanqueo de capitales impulsarán el negocio inmobiliario, en especial durante el año próximo. Por lo menos así lo anticiparon ayer voceros de grandes players de este sector que participaron del Foro de Inversión y Negocios de Argentina que organiza el Gobierno en el centro cultural CCK para atraer inversiones internacionales.

El sector de real estate es uno de los que busca salir de un escenario de incertidumbre heredado por la mala performance sufrida durante los últimos años y vinculada con políticas impuestas por el kirchnerismo que frenaron las operaciones como el cepo cambiario, por ejemplo.

Eduardo Costantini, dueño de Consultatio; Daniel Elsztain, COO de IRSA, y Jerónimo Bosch, presidente de Grupo Pegasus, coincidieron en esta visión sobre lo que dieron en llamar el ‘relanzamiento’ del mercado inmobiliario local. Junto a otros empresarios del rubro, participaron de una de las sesiones organizadas en el Mini Davos argentino sobre las oportunidades de inversión en el negocio inmobiliario.

En cuanto a las expectativas, coincidieron en vincularlas con el clima positivo que existe con Argentina en el exterior debido al regreso del país a los mercados globales y la eliminación de las restricciones derrumbaron las ventas de inmuebles. "En 2015 se desplomó el negocio por el cepo, lo cual provocó una corrida al dólar de quienes buscaban dónde invertir", recordó el creador de Nordelta. Con respecto a la inflación, con un 0,2% en agosto, y de la quietud cambiaria tanto Costantini como Elsztain aseguraron que este combo provocará que quienes habían ahorrado en dólares busquen instrumentos más rentables en el marco de una estabilidad de precios. En ese sentido, se refirieron al ladrillo como el elegido.

En el caso del blanqueo, aclararon que si bien no provocará una catarata inmediata de fondos, habrá parte de ese dinero que se volcará al real estate. "Somos optimistas en que el sector será apuntalado por la nueva realidad que se vislumbra para el país a partir de los cambios que este gobierno está asumiendo", señaló Elsztain ante El Cronista.

Del mismo modo, el sucesor de Mario Quintana al frente del grupo dueño de empresas como Farmacity también anticipó mejoras para el mercado inmobiliario y sostuvo que Pegasus analiza oportunidades. "Se abre un nuevo contexto y se empiezan a disipar las dudas", dijo.

Los tres grupos a los que representan tienen planes para incrementar sus posiciones en real estate durante 2017. Costantini anticipó que cuenta con u$s 400 millones de liquidez propia para volcarlos a nuevos emprendimientos. Agregó que la demanda se plegará a la compraventa una vez que la economía "empiece a crecer" y haya más crédito hipotecario, apalancado en el fondeo de depósitos a largo plazo.

En el caso de Elsztain, recordó que ya anunciaron inversiones por u$s 360 millones y añadió que IRSA posee una docena de proyectos que esperan aprobación. También hizo referencia a la necesidad de incrementar el crédito hipotecario para facilitar la demanda de posibles compradores, como para los desarrolladores. "Cuando haya más financiamiento hipotecario y sea a tasas más accesibles, la reactivación del sector se dará más rápido aún", aseguró.

Por su parte, Bosch agregó que Pegasus buscarán desarrollar nuevos productos inmobiliarios que anunciarán durante los próximos meses. Y al igual que Costantini y Elsztain hizo referencia a la necesidad de contar con préstamos para viviendas. "El crédito a largo plazo provocará un mayor efecto reactivador de la demanda, aunque se trata de un proceso paulatino", sostuvo el ejecutivo del grupo que también es propietario de la cadena de heladerías Freddo.

A principios de año, Pegasus inició la construcción de una segunda torre en el barrio porteño de Caballito, con una inversión de u$s 25 millones; avanzó con un proyecto residencial en San Isidro y una ampliación del shopping Tortugas Open Mall. Además, en la desarrolladora adelantan que ya tiene en carpeta varios proyectos residenciales, con el foco puesto en viviendas para la clase media antes que en countries exclusivos en la zona norte del Gran Buenos Aires.