Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gonzalo Lissarrague: "La Argentina se está preparando para las inversiones"

El presidente de la organización de mercados de alto crecimiento de Thomson Reuters, que incluye las divisiones de Legales, Impuestos y Finanzas (exceptuando la agencia de noticias), tiene un buen augurio para el país.

Gonzalo Lissarrague:

En su oficina del barrio porteño de Tribunales, la misma que ocupaba cuando presidía la editorial jurídica La Ley, Gonzalo Lissarrague, hoy presidente de "Global Growth Organization" de Thomson Reuters, conversó con El Cronista antes de tomar un vuelo a Canadá, donde está la casa matriz de la compañía. Bajo su dirección se encuentran 5500 empleados en 100 países de regiones de alto crecimiento en Iberoamérica, Medio Oriente, África y Asia, incluyendo India y Rusia. Sus temas de incumbencia son Legales, Impuestos y Finanzas. La legendaria agencia de noticias, adquirida por la familia Thomson en 2008, se mantiene en todo el mundo con una estructura gerencial separada, para asegurar su independencia.

Lissarrague no viene del palo periodístico, sino del Derecho. Se recibió de abogado en la UBA y empezó a trabajar en la editorial jurídica La Ley en 1991 como pasante. Allí permaneció por 20 años y jugó un rol clave en su adquisición por Thomson en 2000. Como parte de su estrategia de expansión, la firma canadiense también adquirió una veintena de compañías en la región, dedicadas a la información y asesoramiento en temas jurídicos, impositivos y financieros. En 2006 también compraron la local Sistemas Bejerman, referente en software tributario.

Desde su actual función, Lissarrague está enfocado en la transformación digital, y en ayudar a los profesionales a navegar en la era de la información, con herramientas para automatizar procesos y analizar grandes volúmenes de información en cada ámbito.

–Desde hace un año y medio el Gobierno está anunciando que llegarán inversiones al país. ¿Ustedes notan ese interés a partir de los pedidos de información a sus clientes sobre temas legales, impositivos y financieros?

–Como parte de mis funciones, estoy todo el tiempo viajando por distintos países y tengo la convicción de que hay una gran oportunidad para la región y para la Argentina. Noto un clima interesante, Argentina ocupa hoy un lugar más importante y veo que se está preparando para el proceso de inversiones que viene.

–¿Qué señales hay de que llegarán esas inversiones?

–Una buena señal es el blanqueo de más de u$s 100.000 millones. Los contadores tuvieron más trabajo en siete meses que en los últimos dos años.

–¿Cómo está cambiando la tarea de abogados, contadores y asesores financieros en la era de la digitalización?

–Antes el abogado se manejaba en su estudio jurídico y tenía toda la información allí. Hoy está recorriendo clientes, y lo llaman o le mandan un mensaje de Whatsapp preguntándole cómo está tal expediente o caso. Y tiene que contar con la información para responder en forma inmediata. Lo mismo le sucede a los contadores y asesores financieros. Lo que ocurre es que se multiplicó la cantidad de información, pero no el tiempo que tiene un profesional para estar al tanto de todo. Por eso nuestro foco está en proveer herramientas digitales y de Inteligencia Artificial que permitan automatizar parte de las tareas, analizar grandes cantidades de información, lo que se conoce como Big Data, y al mismo tiempo validarla y presentarla de forma sencilla y segura, para que los profesionales accedan a ella en cualquier momento y desde cualquier lugar.

–¿La inteligencia artificial reemplazará el trabajo de los profesionales?

–De ninguna manera, lo que hacemos con inteligencia artificial es simplificar la información para no abrumar al profesional y que pueda tomar decisiones con información confiable y precisa. Hoy el problema no es la escasez, sino la sobreabundancia de la información, que además puede estar distorsionada o ser falsa, y se necesitan fuentes confiables para tomar decisiones correctas. Por ejemplo, una de las herramientas que estamos lanzando en este sentido tiene que ver con "compliance" (cumplimiento normativo), para verificar si una persona está políticamente expuesta a la hora de hacer un negocio. Esto es algo cada vez más requerido a nivel global.

–¿En qué grado está digitalizada la información jurídica y tributaria en Argentina?

–Argentina está yendo hacia un proceso de legislación electrónica. Si bien aún muchos de nuestros clientes nos piden la información en papel, sobre todo las opiniones y análisis jurídicos, tributarios y financieros, se está avanzando hacia la digitalización más rápido de lo que parece.