Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Golosinas, galletitas y snacks: menos consumo y más importaciones

Las ventas bajaron alrededor de 3% en los diferentes segmentos. Mientras que las importaciones, que venían en baja, tuvieron un avance de 27,5% en los primeros meses

Los productos de consumo impulsivo también en baja

Los productos de consumo impulsivo también en baja

Con un consumo que se mantuvo estable en años anteriores, ahora el negocio de golosinas, galletitas y snacks comenzó a registrar una leve caída. En la primera mitad del año, se observa un "contexto ambiguo", según un informe de la consultora IES, donde se muestra un incremento en la producción con una baja en las ventas internas. "A pesar del aumento de la elaboración del segmento de galletitas y snacks de 3,1% en el acumulado de cinco meses del año y en la fabricación de golosinas, que había crecido 2,3% en este período, tanto el consumo de este segmento como el de golosinas muestran caídas en tono al 3% con respecto a igual período de 2015", señaló el relevamiento.

En los últimos años, hubo un fuerte aumento del consumo de snacks salados, a pesar de que el promedio de un kilo per capita es aún mucho menor al de otros mercados regionales como Uruguay (1,6 kilos) y Chile (2,3 kilos). Mientras que el consumo de galletitas fue de 9,8 kilos por habitante en 2015, el valor más alto de América, por encima de los Estados Unidos (9,5 kilos), Brasil (4,9 kilos) y México (2,8 kilos).

Por otro lado, también cayeron las exportaciones: en el acumulado de enero a mayo de 2016 alcanzaron u$s 91,6 millones, una baja de 21,4% respecto al mismo período de 2015. El principal producto de exportación fueron los chocolates, con u$s 28,4 millones, seguidos por las galletitas dulces y saladas.

Con todo, estas exportaciones vienen mostrando una continua caída en los últimos tres años en valores y en cantidades, luego de haber registrado un récord en valores en 2012. "Las ventas externas se vieron afectadas por la apreciación cambiaria de este período. Así, el sector muestra sucesivas bajas en sus ventas externas, que habían subido desde u$s 234,2 millones en 2006, hasta llegar a un máximo de u$s 423,5 millones en 2012", explicaron desde IES.

Las ventas externas comenzaron a caer a partir de 2013, hasta llegar en 2015 u$s 295,4 millones, una merma de 11,9% con relación a 2014. De este total, u$s 212,9 millones correspondieron a exportaciones de golosinas y u$s 82,5 millones a ventas de galletitas y snacks.

Las importaciones también tuvieron un comportamiento descendente en los últimos años: pasaron de u$s 117,1 millones en 2011, a u$s 92,4 millones en 2015, una baja interanual de 4%. Pero a diferencia de las exportaciones, en los primeros cinco meses de 2016 se reactivaron: se compraron golosinas, galletitas y snacks por u$s 51 millones, un avance de 27,5% respecto de igual período de 2015.

El "amesetamiento" del sector impulsó a las empresas a una estrategia muy activa en innovación y en lanzamientos de nuevos productos, lo que permitió diversificar la oferta y desarrollar un mercado con múltiples opciones, en muchos casos orientados a un consumo saludable como productos a base de arroz.

"Las perspectivas para 2016 presentan un panorama de caída en el consumo, en las exportaciones y la producción, ya que caerá la demanda interna y externa. Además, los bienes del sector se caracterizan por un consumo impulsivo y no planificado, sobre todo golosinas, lo que genera un consumo más elástico a variaciones de precio y dependiente de la actividad económica, en franco deterioro en 2016", explicó Alejandro Oviedo, director de IES consultores.