Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Goldman Sachs desembolsa u$s 120 millones y ya tiene más de 3% del capital de YPF

El grupo financiero tiene ya 13 millones de acciones de la petrolera. Y está cerca de ser el mayor inversor institucional. YPF vale la mitad que hace dos años.

Goldman Sachs desembolsa u$s 120 millones y ya tiene más de 3% del capital de YPF

¿Comprar con el rumor y vender con la noticia? No parece. El banco Goldman Sachs, uno de los principales del mundo, hizo un desembolso de unos u$s 117 millones para quedarse con más de 6 millones de acciones de la petrolera YPF. Fue la última movida del grupo financiero. Así, la entidad de Wall Street, suma prácticamente 13 millones de acciones con sus tenencias en YPF, lo que lo coloca muy cerca de ser el principal inversor institucional con poco más del 3% de capital social de YPF.

El dato, que surge de los registros de la SEC, parece haber llamado la atención de los inversores, que durante todo 2015 han visto cómo los grandes gurús del mercado se desprendían de activos relacionados con el crudo. Sin ir más lejos, la propia Goldman Sachs había vendido, mientras que ahora la tendencia parece ser la contraria.

De hecho la propia YPF parece haber experimentado un proceso similar. La petrolera vale la mitad que hace dos años, y 21% por debajo de la cotización de un año atrás. En la bolsa de Buenos Aires, el título de YPF valía $ 558 a fines de septiembre de 2014. Ayer cerró a $ 261. En la bolsa de Nueva York, donde cotiza bajo la forma de certificado de acción (ADR), la situación es parecida, ya que cerró ayer en u$s 17,78 mientras que hace un año cotizó u$s 28. En rigor, si se lo piensa, la acción de la petrolera nacional todavía continúa muy cerca de los valores que acusó en el mercado en forma posterior a la estatización de mediados de 2013, cuando la incertidumbre y las diferencias internas en la gestión generaron desconfianza en los inversores y el papel llegó a valer u$s 12.


YPF vale la mitad que en 2014 y un 21% menos que hace un año.


En la City, la información también fue vista como una apuesta segura: por un lado, a la recuperación en el precio del crudo (hoy cerca de los u$s 40 por barril) que podría operar en el mediano plazo, pero también al upside que tendrían los activos argentinos en función de las recomendaciones de buena parte de los inversores institucionales y bancos que ven próxima la salida del default técnico y las posibilidades del mercado argentino de volver a ser calificado como “emergente”.

Sin embargo, el momentum también juega: YPF viene de comunicar a la Comisión Nacional de Valores (CNV) que el Directorio de la Sociedad resolvió convocar a Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria de Accionistas a celebrarse el día 29 de abril, que permitirá convalidar el anuncio realizado a principios de marzo por el Gobierno, a través del Ministerio de Energía, de designar a Miguel Gutiérrez como el nuevo presidente del Directorio de YPF, mientras que el futuro CEO de la petrolera surgirá a partir de un proceso de búsqueda que la compañía llevará a cabo a nivel nacional e internacional.


La operación parece ser una apuesta a la recuperación del crudo pero también a la apreciación de los activos argentinos.


Desde que el gobierno de Cristina Kirchner impulsó la nacionalización de la compañía, con la expropiación de la mayoría accionaria de Repsol, Miguel Galuccio desempeñó responsabilidades como Presidente del Directorio, Gerente General (CEO) y Vicepresidente Ejecutivo de la Sociedad.

Gutiérrez se desempeñó como Consultor de Gestión de Activos en el Grupo Rohatyn en Nueva York; fue presidente de Telefónica de Argentina desde febrero de 2002 hasta junio de 2003; estuvo a cargo de la dirección general de la Asociación de Empresas de Servicios Públicos de Argentina (ADESPA), y fue vicepresidente de la Cámara de Comercio de España. En el banco de inversión JP Morgan se desempeñó por espacio de dos décadas como director general de Global Emerging Markets.