Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

General Motors: "Las ventas de autos en el país crecerán 10% este año"

El ejecutivo tiene ahora bajo su cargo los negocios de Brasil y Argentina

El ejecutivo tiene ahora bajo su cargo los negocios de Brasil y Argentina

El nuevo presidente de General Motors Mercosur, Carlos Zarlenga, espera que hacia mitad de año comience un repunte del mercado brasileño e impacte en la Argentina. El ejecutivo que acaba de hacerse cargo de la unidad de negocios de la firma en ambos países, proyecta que las ventas vuelvan a crecer este año cerca de 10% y apoya la decisión del Gobierno de encarar un diálogo con General Motors y sindicatos para mejorar la competitividad del sector.

–¿Cómo está la Argentina con respecto a Brasil en cuanto a competitividad para exportar?
–Muy similares, pero ninguno de los dos está en un nivel realmente competitivo para exportar. Si queremos vender, por ejemplo a Colombia, es muy difícil competir con fabricantes como México.

–¿Si EE.UU. deja de comprar la producción mexicana como sugirió el presidente Donald Trump y comienza a vender a otros países, perjudicará las exportaciones argentinas en la región?
–México ha sido fuente de muchos países de la región, pero no son los mismos productos que venden a EE.UU. Lo que habrá que ver es si las inversiones futuras en México estarán pensadas en fabricar para el norte o para nuestra región. Se trata de un país que siempre fue muy competitivo, con lo cual hay que tener un nivel de competencia alineada con ellos. Para eso hace falta competitividad en todo sentido: infraestructura, logística, energética, caminos, puertos, reforma laboral, todo un paquete. En Brasil la reforma laboral se está discutiendo ya.

–¿En la Argentina?
–Hay también una visión de la importancia de una reforma para generar eficiencia. Es positivo.

¿Brasil empezó bien el año para pensar en un repunte pronto?
–La industria empezó un poco por debajo de lo que esperábamos. Pero hay datos para pensar que habrá crecimiento. La confianza del consumidor está creciendo, hay demanda reprimida y las tasas de interés son bajas. Llegará un momento que eso se transformará en actividad. Enero no fue un mes fuerte pero la expectativa es que a principio de la segunda mitad del año haya una recuperación y comience a impactar en la Argentina.

–¿Las ventas en Argentina empezaron mejor?
–Enero ya sorprendió a todos. Hay cerca de 30% de crecimiento con respecto al año pasado. Este año habrá entre 770.000 y 800.000 vehículos, otro 10% de crecimiento. Las ventas financiadas crecieron, la inflación está bajando, las variables parecen normalizarse. Es un marco propicio para vender autos.

–¿Es positivo el diálogo con sindicatos y empresas que encara el Gobierno?
–Es bueno y un gran desafío que nos dieron: el crecer y pensar en un sector con mayor inversión y más grande. Esto tiene que ocurrir con la mira en la competitividad, eficiencia y reducción de costos en ambos países, lo cual también forma parte de la agenda del Gobierno por las reuniones que están manteniendo en Brasil esta semana.

–Otras automotrices están anunciado suspensiones, ¿qué hará GM?
–Por ahora se fabrican y se venden más autos en la Argentina pero seguimos atentos a la industria en Brasil, donde está difícil. Eso es lo que estamos contemplando antes de tomar decisiones en cuanto al personal de plantas.