Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Fuerte ocupación de feedlots podría deprimir el precio de la carne en el segundo semestre

Hoy la foto es positiva. Pero existe preocupación de cara a los próximos meses, cuando se vuelquen al mercado los animales hoy encerrados. Indice de Reposición ya baja

Los establecimientos de engorde a corral, más conocidos como feedlots, tuvieron en julio el mayor nivel de ocupación para ese mes de los últimos cuatro años. Por segundo mes consecutivo, ingresó a los corrales una gran cantidad de hacienda, lo que generó que el nivel de encierre alcance el 72%, frente al 61% del mismo mes del año pasado. Si bien la coyuntura para el sector es positiva, más allá de que el precio del maíz continúa elevado, el escenario para los próximos meses podría derivar en una caída del precio de la hacienda y, por ende, de la carne.
Esta es la preocupación manifestada por la Cámara Argentina del Feedlot en un reciente informe, en el que plantea que "es incierto el valor que tendrá el novillo/ternero gordo dentro de tres o cuatro meses, cuando se vuelquen al mercado los animales hoy encerrados". Sin embargo, este temor fue relativizado al agregar que "esta abundante oferta es probable que durante este año no sea tan marcada por diferentes motivos: productores que optan por terminar animales con más kilos; mercados que exigen animales más pesados y la disminución de las eficiencias de conversión en algunas regiones por efecto del clima sumado a la retirada de los encierres zafreros por el valor del maíz".
Además, los empresarios feedloteros consideran que el mercado continúa valorizando la calidad y homogeneidad que aportan los animales terminados a corral, "lo que se traduce en una diferenciación de esta hacienda al momento de la venta".
El ingreso de la hacienda de invernada a los corrales se demoró producto de las lluvias, que complicaron los caminos. Sorteada la contingencia climática, gran parte de los animales entraron a los feedlots durante mayo y junio. Es por eso que el Indice de Reposición Feedlot (IRF) de mayo mostraba que por cada animal vendido gordo ingresaban 1,7 animales de invernada, mientras que en julio ese valor regresó al nivel de 1,2, similar al registrado en marzo y abril.
Justamente por este contexto, sumado a la devaluación, es que el precio de la carne subió fuerte a comienzos de año. Los feedlots no se llenaban durante el verano y el otoño, por lo que había menor oferta y eso hizo disparar los precios. Ahora está ocurriendo lo contrario, por lo que la expectativa hacia adelante prevé una baja en los valores de la hacienda.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar