Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Firma brasileña de disfraces instala una planta en Argentina

La fortaleza del real alentó a la firma a fabricar en el país. Hará 100.000 disfraces este año, en su mayoría para chicos. Además de abastecer al mercado local, exportará a Brasil

El desembarco de compañías brasileñas al país no cesa. A las textiles y de calzado, se sumó recientemente Fantasías Sulamericana, centrada en la fabricación de disfraces, que instaló una planta en la Ciudad de Buenos Aires, alentada por la fortaleza del real frente al peso local.
La empresa, que en su país produce 1 millón de disfraces al año, destinó una inversión inicial de $ 2 millones para empezar a fabricar en una planta de 1.500 m2 en La Paternal. “Es la líder de disfraces en Brasil, pero nunca exportó a la Argentina. Se hizo un estudio de mercado para analizar si convenía exportar o instalarse y resultó mejor fabricar acá, por el tipo de cambio”, explicó a El Cronista Mario Gómez Giménez, gerente Comercial de Sulamericana Argentina, que comenzó a producir en septiembre pasado disfraces para Halloween. Luego agregó otros, como princesas y piratas, y bajo licencia de Warner. “En Brasil, la empresa tiene varias licencias, pero en el país, por el momento, acordamos con Warner, bajo la cual producimos disfraces de Harry Potter, Superman, Batman, Superchica, Batichica, Linterna Verde y, dentro de poco, también Flash”, explicó Gómez Giménez.
En esta primera etapa, se centra en trajes infantiles y para bebés, que se venden en jugueterías y cotillones, aunque está por abrir un local en la fábrica. “Pero también haremos, desde mitad de año, disfraces para adultos y mascotas”, precisó. Los destinados a adultos incluyen tanto los genéricos, con superhéroes incluidos, hasta una línea más sensual para mujeres.
Este año, Sulamericana producirá 100.000 disfraces en el país, la mayoría para el mercado local, donde competirá con firmas como New Toys y Candela. “Nos enfocamos en trajes de calidad, que no había en el país. La mayoría de las prendas locales son para usar una o dos veces. Las nuestros son como juguetes, para usar por mucho tiempo, por eso tenemos espacio para crecer”, explicó. Para ganar terreno, vende a precios competitivos, de $ 60 a $ 72 por disfraz. Pero el plan va más allá. “Empezamos a vender a Brasil y vamos a aumentar la exportación a medida que hagamos más modelos”, agregó. Así, prevé facturar $ 1,5 millón este año.
Sulamericana nació 15 años atrás en San Pablo, donde además de fabricar disfraces tiene ocho locales propios de venta.
Pero no es la primera brasileña centrada en el público infantil que se instala. Según la publicación Juguetes y Negocios, ya fabrican localmente Biemme y Calesita (Rivaplast); además, Chicco (Italia) hace algunos productos en su planta de Victoria y Hasbro (EE.UU.) se asoció a la local The Toy Company.