Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Financiar la compra de un 0Km a una tasa del 40% es prohibitivo"

Daniel Herrero lleva varios años al frente de la filial local de Toyota que hace poco inauguró la ampliación de la planta en donde produce la pick up Hilux y la SW4, que exporta a gran parte de los países de la región. En medio de una caída de los principales mercados compradores, el ejecutivo asegura que la marca tendrá crecimiento en 2016 y que la competitividad "no hay que buscarla en la comparación salarial con Brasil"

En medio de una crisis que afecta a toda la industria automotriz de la Argentina como consecuencia de una caída del mercado interno y una estrepitosa merma en la producción y venta del mercado brasileño, el principal comprador de autos 0 Km argentinos, Toyota se presenta como la mosca blanca. Como en 2001, en 2013 anunció la mayor inversión de la industria –u$s 800 millones– para su fábrica de Zárate cuando empezaba a desinflarse el mercado, crece en las exportaciones, suma mercados, se mantiene equilibrado con su planta brasileña, anuncia un crecimiento en la producción de Hilux y SW4.

Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina y Venezuela se muestra satisfecho. "Terminamos la inversión y vamos a tener un buen año" y, al igual que otros empresarios, señala que durante el segundo semestre se verá "una mejoría". Sin embargo, el ejecutivo señala que la tasa para los créditos es muy alta y que Brasil le puede tomar un año salir de la coyuntura actual.

–Terminaron la inversión, ¿qué perspectiva tienen para este año?
–Para nosotros muy bueno, concretamos la inversión y ya le pasamos a nuestros proveedores las ordenes mínima de producción para todo el año con números que superan a los de 2015. Nuestra intención es alcanzar el 10% del mercado total.

–¿Qué mercado estima para este año?
–Vemos un mercado de 630.000 unidades, lo que sería similar al del año pasado. Sí vemos una caída en la producción, más que nada por Brasil.

–¿Qué perspectivas tienen sobre Brasil?
–Está en una coyuntura muy complicada. Nosotros estamos trabajando a full porque compensamos los Corolla y Etios que traemos con las exportaciones de Hilux y SW4. Igual, creo que ellos ya encontraron el piso de caída y en un año se puede remontar.

–¿Pero se podría ampliar la fábrica brasileña por la demanda del Etios y del Corolla?
–No, hoy no hay decisión de ampliar esa planta.

–¿Y la economía local cómo la está observando?
– Creo que en el segundo semestre se va a ver una mejoría y van a comenzar a llegar las inversiones y que eso va a demandar más productos de los que nosotros hacemos.

–Se pidieron créditos para la venta de autos 0 Km. ¿En qué situación está ese reclamo?
–Algo se conversó. Pero la verdad es que hoy el financiamiento al 40% es prohibitivo, es muy cara una tasa en esos niveles, pero se está trabajando.

–En ese contexto, ¿ya se lograron acomodar los precios de los modelos nuevos a la devaluación?
–El último mes ya no tocamos el precio de las Hilux. Nuestro negocio es una mezcla de importación, exportación y mercado interno y se puede ir compensando. Ahora tenemos nuevos mercados como Perú, Chile y Ecuador, y estamos esperando ver qué sucede con Colombia que, aunque ya exportamos, esperamos un acuerdo nos bajaría los costos. Además, se da una señal clara a tu cliente. Siempre hay que entender que se arranca de cuánto pueden pagar y cuánto se quiere ganar pensando en el largo plazo.

–¿Cómo los toma la decisión de Smata de no utilizar piezas importadas como reemplazo de las de producción nacional?
–Nosotros ya le hicimos el pedido anual a nuestros proveedores, lo que les permite a ellos poder planificar el año porque saben cuál es el volumen que Toyota ya se comprometió a comprarles. Tenemos que darle volumen a los proveedores locales.

–¿La devaluación no mejoró la competitividad del sector?
– Un poco, pero hay que seguir trabajando. Si comparamos los salarios argentinos con los brasileños vamos a ver que somos más caros, por lo que tenemos que buscar las mejoras en otro lado.