Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Final para el último cepo: se liberan las operaciones de envío de dólares al exterior

Presionada por el gobierno K, había limitado su servicio a pocos países; reducido el dinero y subido comisiones. Ahora ya no quedan resabios de esa política comercial

Final para el último cepo: se liberan las operaciones de envío de dólares al exterior

Siguiendo ahora las políticas oficiales de liberalización de los mercados cambiarios y de eliminación de las restricciones para la salida de capitales, Western Union (WU) modificó nuevamente toda su estrategia comercial en la Argentina. Se trata de la principal empresa mundial de courrier monetario que, desde octubre de 2011, cuando el gobierno kirchnerista comenzó a implementar el cepo al dólar, también le aplicó su propio cepo a la moneda norteamericana, redujo y aumentó los montos, subió y bajó las comisiones y hasta empezó a aplicar medidas administrativas restrictivas que todavía se mantienen.

Por caso, hasta noviembre del año pasado, la compañía norteamericana aplicaba una política fuertemente restrictiva, lo cual hacía casi imposible pensar en ‘exportar’ pesos desde la Argentina. Si bien en la empresa siempre sostuvieron que el incremento de las comisiones que cobra en el país para los envíos de dinero al exterior se trataba de una decisión comercial, lo cierto era que las subas se aplicaron cada vez que el anterior gobierno kirchnerista profundizaba el cepo al dólar.

De hecho, ahora vuelve a hacer lo mismo, pero a la inversa. Mientras hasta el año pasado, cobraba comisiones de hasta el 60%, a partir de este mes las rebajó de una manera importante, al ubicarlas en el orden del 8%. Lo hizo casualmente siguiendo las políticas del gobierno de Cambiemos de terminar con cualquier tipo de restricciones y cepos en todos los sectores donde el dólar o cualquier otra moneda extranjera pueda estar presente.

Además, amplió el cupo de dinero que se puede enviar o recibir que hasta diciembre se ubicaba en los $ 2400 diarios. Ahora llevó ese importe a $ 12.000. Y también amplió las fronteras de países a los que se puede enviar dinero, inclusive a su país de origen, mercado que estaba prohibido. La compañía solamente aceptaba envíos a países de América, pero aplicaba restricciones a toda Europa, Asia, África y Oceanía.

Esta política comercial errática vuelve a evidenciar que la principal empresa a nivel mundial de courrier monetario fue presionada por las autoridades kirchneristas cuando controlaban el Estado para seguir la misma línea de cepos, per judicando de esta forma a miles de argentinos y residentes extranjeros que debieron afrontar el pago de altas comisiones si querían contratar los servicios de WU. La compañía inició este comportamiento a partir de octubre de 2011, fecha desde la cual el por entonces gobierno K decidió aplicar fuertes frenos a las operaciones con moneda extranjera.

Desde ese momento, comenzó a aplicar una estrategia de negocios incomprensible por su inestabilidad. En tiempos de flexibilización oficial también la empresa seguía el mismo estilo y permitía montos más elevados con comisiones más bajas. Pero en épocas con problemas para obtener dividas en el mercado local, o en momentos de inestabilidad monetaria, de default y de renuncias de funcionarios ligados a la política monetaria en la era K volvía con las restricciones a las comisiones y los montos para enviar al exterior.

Inicialmente, recortó el monto mensual de dinero a enviar por cliente a $ 2.250. Luego lo redujo a la mitad. Es decir a tan sólo $ 1.500 mensuales. Unos meses después decidió subirlo nuevamente, para ubicarlos en torno a los $ 2400 diarios.

Además fue incrementando las comisiones que cobra por el servicio a tal punto que la Argentina pasó a ser el país más caro del mundo con el objetivo de desalentar el uso de sus servicios. Por esos tiempos el costo de las comisiones llegó a superar el &0% para envíos a países limítrofes como Uruguay, Brasil o Paraguay. Se trataba del porcentaje más alto en todas sus filiales internacionales, incluyendo Estados Unidos o algún país de la zona euro como España o Alemania donde las comisiones no superan el 5%. En tanto, en Latinoamérica, dependiendo del país, las tarifas oscilan entre el 8% y el 14%.

Adicionalmente, comenzó a implementar nuevos requisitos en el uso de los formularios. Por ejemplo los extranjeros que residen en la Argentina pero que no cuentan con la documentación adecuada o que se encuentran en el país en carácter de turistas, deben recurrir a la AFIP para poder enviar o recibir dinero del exterior, ya que se les exige la tramitación de la Clave de Identificación (CDI), ante el organismo recaudador. En tanto los argentinos deben consignar el CUIT o CUIL, la dirección postal y el teléfono. También hay que presentar nombre, DNI, dirección y teléfono de la persona que va a recibir el dinero en destino.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Ernesto Calvo Rodriguez
Ernesto Calvo Rodriguez 11/01/2016 10:17:58

Y si investigan un poco antes de escribir. Sres: el CEPO sigue (tanto el financiero como el que afecta a las impo). Intenten comprar dolares en el MACRO o en Galicia(con cuenta) y depues me dicen.