Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Ferias de arte, un fenómeno que ya genera ventas por u$s 11.000 millones al año

Aunque se presentan como eventos culturales, son hoy una importante fuente de negocios. Art Basel; Tefaf; Frieze y Arco de Madrid están entre las más destacadas

Son un fenómeno que crece año a año. Actualmente se estima que son 571 las ferias de arte que se realizan cada año en 41 países. El creador de esta forma de comercialización fue el admirado y genial marchand suizo Beyeler, que convirtió a Basilea en la capital del mercado de arte durante el mes de junio a partir de 1970. En aquella ocasión logró reunir 16.000 visitantes y ahora son 92.000, con la presencia de 300 galerías de 36 países y obras de más de 2500 artistas.

Esta apacible ciudad suiza se revoluciona con la feria y, debo reconocer, que para muchos es el único motivo para visitarla, con el complemento de la extraordinaria Fundación Beyeler. Es el arte contemporáneo y moderno el representado y la mayoría de ferias tratan de replicar el modelo. Para los galeristas representa el 40% de sus ventas anuales y para algunos es la actividad que les representa mayores ventas. El costo de participar fluctúa por importancia y la medida de los stands, desde u$s 25.000 a 250.000. Los alemanes, unos tres años antes, comenzaron en Colonia una feria que era de galerías locales y también su público se triplicó.
Las principales 22 ferias de arte en el mundo llevan un millón de visitantes y además de las ventas significan para las galerías incrementar su mailing y conocer nuevos compradores no sólo de su ciudad, sino de todo el mundo. La cantidad de visitantes no necesariamente hace al volumen de ventas, por ejemplo Arco, en Madrid, llevó 150.000 visitantes hace tres años pero las ventas fueron el 5% de lo que se vendió en Art Basel ese mismo año, que se estima en u$s 600 millones.

Cada ciudad quiere tener su feria como evento cultural y por eso de las diez que se hacían en 1985, hoy su cantidad se multiplicó por cincuenta. En mi opinión la mejor y más completa del mundo es TEFAF que se realiza desde 1975 en Maastrich en Holanda, cerca de Bélgica y Alemania, es una ciudad de 120.000 habitantes que recibe 75.000 visitantes cada año en el mes de marzo. Este domingo termina y es la única que necesita dos días para visitarla y que tiene una duración de diez días, a diferencia de la mayoría que duran generalmente sólo cuatro jornadas.

Allí se puede contemplar 7000 años de arte y es tan completa que todo aquello que se pueda imaginar está presente. Fue en su origen una feria de Arte Antiguo y fueron los marchands londinenses sus principales impulsores. Son los hermanos Eguiguren los argentinos que han participado allí.

En la década del ochenta y con la necesidad de insertarse en Europa, Madrid creó Arco que en los años de bonanza tenía al gobierno español y a las autonomías regionales como los principales compradores, que generaron nuevos museos e instituciones a lo largo de España, y que hoy es muy difícil sostener, luego del derroche que significó durante décadas esta política cultural errada. Fue Ruth Benzacar la primera de las galerías en concurrir y contó con apoyo de los gobiernos nacionales y municipales. Ahora vemos que el año que viene habrá mayor presencia argentina con el subsidio del gobierno.

Los creadores de Art Basel ampliaron sus horizontes en 2002 y la replicaron en Miami con un gran éxito y en el mes de diciembre. A la sombra de esta feria emblemática, se realizan unas 20 ferias satélites y la ciudad se convierte en un caos de tránsito y con plena ocupación hotelera para recibir los 75.000 visitantes. Es la tercera en cuanto a recaudación. La de mayor crecimiento es Art Basel Hong Kong con 75.000 visitantes y un gran aumento de ventas. Otro tanto ocurre con Frieze en Londres y en Nueva York. En el mundo cada vez son más pequeñas las galerías, ya que los costos de alquiler en las zonas de mejor locación se han disparado. En Nueva York, las galerías estaban en los alrededores de la Quinta Avenida y 57th Street, luego partieron al Soho, y finalmente ahora están en Chelsea.

Es por ello que para poder exhibir y vender deben participar en ferias para sostenerse. En Buenos Aires por iniciativa del Intendente Grosso, hace 25 años, se creo Arteba, y a su pedido participaron las 20 mayores galerías de Buenos Aires en el Centro Cultural Recoleta. Ahora se realiza en la Rural de Palermo y en el mes de mayo, gran cantidad de visitantes del interior del país tienen un panorama del arte contemporáneo local. Participan 50 galerías y el 20% de ellas son del exterior, la organiza una Fundación con gran capacidad de trabajo. Renovarse es vivir y se ve que las Ferias son hoy una importante fuente de negocio, aunque a veces algunos quieren presentarlo como un evento cultural.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar