Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Federación Agraria pedirá al Gobierno ayuda superadora a la Ley de Emergencia

La organización presentará al Ejecutivo una propuesta de un ‘Bono Verde’. Se trataría de una línea de financiamiento con plazos amplios de pago, con un año de gracia

Las inundaciones complicaron a productores de varias provincias argentinas

Las inundaciones complicaron a productores de varias provincias argentinas

El presidente de la Federación Agraria, Omar Príncipe, anticipó que la organización solicitará "una ayuda integral, más amplia que la prevista por la Ley de Emergencia, porque de lo contrario miles de agricultores no podrán reinsertarse en el sistema productivo" y pidió que se cree un ‘Bono Verde’ como ayuda por las inundaciones.

El martes pasado, se realizó en la sede central de la Federación Agraria Argentina, un encuentro para analizar el impacto de la emergencia hídrica en la provincia de Santa Fe.
La reunión estuvo encabezada por el presidente de FAA, y contó con la presencia del ministro de la Producción de esa provincia, Luis Contigiani.

También asistieron filiales federadas de varias regiones santafesinas; el director provincial del INTA, José Luis Sponton; el director de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario, Julio Calzada; los presidentes de Agricultores Federados Argentinos SCL y la Federación de Cooperativas Federadas (Fecofe), el Secretario de Agricultura provincial, Carlos Corvalán y el director de Lechería, Pedro Morini.

"Acá tiene que haber una ayuda integral, no alcanza con soluciones ordinarias ni de coyuntura. Vamos a presentar al gobierno nacional una propuesta en estos días de un ‘Bono Verde’, que permita reinsertar a productores. Se trataría de una línea de financiamiento con plazos amplios de pago, con un año de gracia, que se devuelva a valor producto", dijo Príncipe.

El ministro Contigiani explicó que "en el marco de esta crisis, con millonarias pérdidas en toda la Región Centro y un fuerte impacto social en decenas de localidades, Santa Fe está siendo la provincia más afectada".
"Los efectos sobre el sistema productivo son devastadores. El impacto de esta emergencia hídrica es nunca antes visto en nuestro territorio. Por eso repetimos que ante una situación extraordinaria, no alcanza con medidas de rutina", dijo el funcionario.

Manifestó que "de esto no podremos salir sin la ayuda del gobierno federal. Acá se requiere un salvataje financiero con un año de gracia, para que vuelvan a reactivar su producción. Estamos hablando de productores tamberos en situación de quebranto, arroceros trabajando por debajo del costo de producción, productores de soja que van a cosechar menos y de peor calidad".

"Así como se ha beneficiado a sectores petroleros o mineros, se debería salvar a los productores", añadió.
La Bolsa de Comercio de Rosario aportó datos y aseguró que si bien hasta que no finalice la cosecha es imposible determinar con exactitud las pérdidas totales a nivel nacional por inundaciones, ya se puede informar por la información brindada al momento que ya se han perdido u$s 1200 millones, de los cuales u$s 910 millones pertenecen a campos de Santa Fe.

Es decir, que en la provincia se dieron hasta ahora el 71% de las pérdidas a nivel nacional.
En volumen, en la provincia de Santa Fe se pasó de un promedio que estaba teniendo la cosecha al 1º de marzo de 40 quintales promedio por hectárea, a 30 quintales.

Lo que se perdió en promedio hasta ahora es un 18% de la producción de soja, indicó la BCR y señaló que respecto a la calidad, los cultivos del centro sur santafesino perdieron entre un 20% y un 80%. Mientras que en el sur de Santa Fe, las pérdidas de calidad oscilan entre el 5% y el 30%.