EL GOBIERNO PREPARA UNA NUEVA NORMATIVA

Fabricantes de celulares deberán sumar componentes nacionales

Decidido a apretar más fuerte el grifo que permite la salida de dólares al exterior, el Gobierno apura una resolución que obligue a los fabricantes de telefonía celular en la Argentina a incrementar el porcentaje de componentes nacionales.


Si bien hoy no hay una legislación que indique pautas al respecto, la política de producción nacional que impulsa el Gobierno empujó la presencia de productos locales en los teléfonos celulares, aunque el porcentaje final es pequeño, y actualmente ronda el 10 por ciento.

Todavía no se encuentran definidos los parámetros que trazará el Gobierno, aunque en el sector estiman que "hay un máximo" hacia el que la industria podrá llegar por cuestiones operativas, estimado en hasta un 22 por ciento.

"Hay una forma de elevar esa participación y tiene que ver las placas que se utilizan para fabrica los celulares, que pueden ser SKD o CKD. De ese modo se pueden alcanzar diferencias", sostuvo Luis Galli, CEO del Grupo Newsan, compañía que en la Argentina fabrica celulares para empresas como Motorola y LG.

Fuera de China, la forma más común de fabricación es a través de los SKD, o kits semi desarmados. En este caso las piezas prefabricadas se envían juntas desde esos países y se arman en destino.

Galli sostiene, además, que ya existe un trazado en cuanto a la participación de componentes nacionales en segmentos de producción como el de los aires acondicionados, donde la participación de las partes nacionales debe alcanzar al menos un 35 por ciento.

Mientras termina de delinear el nuevo camino que se deberá seguir, el Gobierno ya hizo saber a algunos de los fabricantes y terminales que su intención irá en ese sentido, una forma de que comiencen a preparar el terreno.

Esta medida no se impondría de un momento a otro, sino que se le daría a las empresas un tiempo prudencial para adaptarse a los nuevos lineamientos.

Desde las empresas de telefonía celular que producen en la Argentina mostraron sus reparos respecto de la efectividad de esta nueva reglamentación. "No será fácil aumentar la participación nacional, sobre todo teniendo en cuenta que acá hay componentes que no se fabrican ya que no hay adónde hacerlos", afirmaron desde una de las compañías.

En este sentido, el otro punto al que hacen referencia es las complicaciones que podrían llegar en caso de que se impongan límites demasiado elevados. "Si no se analiza seriamente el verdadero potencial del sector para producir en la Argentina se podrá complicar seriamente el escenario. No sea cosa que por una medida de este tipo terminemos por dar un mal paso y perjudiquemos a la industria", reclamaron desde las empresas del sector.

Tags relacionados
Noticias del día