Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Estaciones de servicio advierten que la suba de las naftas reducirá las ventas

Estacioneros observan una retracción en el consumo de combustibles y el incremento de entre un 6% y 8% previsto para los próximos días agravará la situación

Mientras el Gobierno prepara un nuevo alza en los combustibles para este mes –estimada entre un 6% y 8%, y que llegaría durante el fin de semana próximo–, los estacioneros salieron ayer a advertir que la fuerte suba en los precios provocó una caída en la demanda durante los últimos tres meses. El presidente de la Federación de Entidades del Combustible de la provincia de Buenos Aires (Fecoba), Luis Malchiodi, confirmó que las compañías refinadoras (YPF, Shell, Axion, Petrobras y Refinor) están dialogando con el ministerio de Energía y Minería sobre un próximo incremento de sus productos.
"Los precios de los combustibles aumentarán entre un 6% y un 8% este mes", dijo Malchiodi y agregó que desde diciembre último se nota una retracción en el consumo de naftas en las estaciones de servicio. Según el directivo, la estampida inflacionaria que hubo entre noviembre y febrero llevó a las familias a ajustar sus gastos, utilizar menos el auto y viajar poco. Un ejemplo fue la temporada en Mar del Plata, que fue la peor en la última década.
En el período de vacaciones, no sólo subieron los precios de la nafta y el gasoil, sino también los valores del resto de la economía, por lo que los bolsillos de los trabajadores se resintieron y cayó el consumo, argumentó.
"El aumento está avalado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y estimo que será de 6% y el 8%, aunque puede haber otras variaciones. Espero que sea el último del año", afirmó Malchiodi en declaraciones a Radio Télam.
El empresario recordó que, en enero pasado, los combustibles sufrieron un incremento del 6%, y atribuyó esa suba al proceso inflacionario que se inició en diciembre de 2015 y al ajuste en el tipo de cambio.
"Los combustibles aumentan como producto de la inflación generada por la estampida del dólar. Estos incrementos igualan nuestros valores con los que tienen los países vecinos", apuntó Malchiodi.
El titular de la Federación de Combustibles explicó, además, que la baja de los precios internacionales del petróleo no repercuten en la Argentina porque el negocio funciona de una forma diferente: "El precio del barril de crudo fijado para el mercado local es de u$s 70, y en base a esos valores se cobrar regalías, por eso se produce una situación atípica en cuanto a lo que sucede en el mundo. Acá el negocio está armado de otra manera", observó. Por último, Malchiodi alertó que "los próximos incrementos generarán una retracción en el consumo", algo que se verifica incluso en la venta de los propulsores más baratos como el gas natural comprimido (GNC). "Desde hace casi tres meses, la gente viene consumiendo cada vez menos. Eso se nota en la nafta, en el gasoil y el GNC. Se debe a los aumentos de precios y a que todavía no se produjeron los aumentos paritarios", concluyó.