U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Escuelas de código, plataformas abiertas y profesiones con problemas: así se reinventa la educación

Escuelas de código, plataformas abiertas y profesiones con problemas: así se reinventa la educación

La temática educación cruza todas las industrias y dentro del mundo de los negocios es cada vez más tenida en cuenta y analizada. Uno de los lugares donde se habló de su futuro fue la parte emprendedora del G20, titulada G20 Young Entrepreneurs' Alliance Buenos Aires 2018 Summit. 

Como representante argentino, Mariano Wechsler, socio fundador de Digital House –la casa de estudio donde se aprende código, entre otras cosas–, explicó que la tecnología es un medio, pero que el desafío más grande dentro de la educación es el cambio cultural. Destacó, además, que dentro de la escuela les enseñan a los alumnos a ser emprendedores. "Que se puede, y que no va a ser fácil", detalló.

Dentro de los cursos, continuó, el foco está puesto, como otrora lo estipuló Jeff Bezos, en la centralidad de cliente, primero; en el uso de la tecnología para alcanzar esa premisa, en segundo lugar; y en la necesidad de la data para todo ese proceso, finalmente. En conjunto, especificó el emprendedor, todas esas variables interactúan entre sí, generando un círculo virtuoso. 

Sobre la educación tradicional, opinó que "tiene su lugar". Aunque se distanció de ella. "Desde el principio, decidimos no ser oficiales", comentó. Se da el lujo, en consecuencia, de cambiar clases, contenidos, de acuerdo a las necesidades de los alumnos, sin tener que recurrir a un organismo oficial para autorizar esas modificaciones. Entre otros beneficios de Digital House, argumentó que a los cuatro meses los alumnos pueden tener salida laboral en compañías de primer nivel, como MercadoLibre o J.P. Morgan. 

Uno de los creadores de Brave Software, Brian Bondy, fue otro de los expositores. Una de sus funciones es la de CTO de la compañía, que lanzó al mercado un navegador que, dicen desde la firma, navega ocho veces más rápido que Chrome y Safare. Detrás del desarrollo también está Brendan Eich, creador del JavaScript y en su momento líder de Mozilla. Sobre Brave, Bondy dijo que el actual sistema de navegadores no funciona para los usuarios ni para los que anunciantes. Y fue tajante: "Funciona para Google, que hace mucho dinero". 

El emprendedor también hizo referencia a su pasado como empleado en Khan Academy, donde estuvo algunos años. Y destacó que hoy día "es imposible predecir todo lo que uno necesita saber". También, defendió el sistema Open Source –conocido como código abierto– y dijo que su compañía lo tiene y que es una forma de "colaborar con otros" . Y puntualizó. "Aprendemos con otros y damos la oportunidad de que los otros aprendan". Recomendó, además, ser transparente en lo que uno hace y destacó que hoy día en su firma no preguntan qué estudió la persona entrevistada, sino que tienen en cuenta lo que un empleado sabe realizar. "El trabajo que hace", puntualizó. 

En el panel también participó otro argentino, Hernán López, ingeniero electrónico y parte de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana. El ejecutivo contó su experiencia en Phoenix Contact –empresa alemana, fabricante de soluciones de automatización industrial– como Project manager y destacó el sistema de educación dual que se promueve en algunos institutos educativos que poseen acuerdos con fábricas. 

La estrategia, agregó, cierra algunos "gaps" dentro del mercado local, el que hay falencias. "Para algunos verticales es difícil encontrar mano de obra para las fábricas", dijo. Y añadió que las nuevas tendencias significan la llegada de cambios. "La adaptación va a ser la característica más valorada", afirmó. Entre los tópicos más tratados dentro de este nuevo modelo, indicó que ya son importantes los proyectos a largo plazo, el aprender haciendo y la solución de problemas. 

Llegada desde el Reino Unido, Claire Starza-Allen habló de la firma que fundó, Little Bee Community, dedicada a, entre otras actividades, ayudar a organizaciones a acceder a financiamiento y organizar talleres colaborativos para desarrollar nuevos servicios. La consultora afirmó que en tierra hay una "gran desconexión" entre los jóvenes y el sistema educativo, y que eso ha generado una "generación enojada". 

Recordó que el gobierno inglés –uno de los más activos en emprendedorismo dentro de Europa, gran competidor de Francia en la materia– en su momento comenzó a pedir por emprendedores, por innovación, y que hoy día es menester la cocreación. "Necesitamos ayuda, juntarnos, cocrear el futuro de la educación", afirmó. Y destacó a redes como The IoD99, que reúne a emprendedores que buscan hacer escalar sus empresas y que ya cuenta con más de 3000 fundadores entre sus participantes.  

Un abogado –profesión que se enfrenta a grandes cambios– también hablo del futuro de la educación en su rubro. Johán Myrén, partner del estudio sueco Lindahl y miembro de la International Association of Young Lawyers, admitió que su industria está afrontando cambios en la educación legal por el cambio tecnológico. Indicó que eso puede ser visto como una amenaza o como una posibilidad. La amenaza, dijo, es que se creen más firmas con productos estándar y, consecuentemente, de rentabilidad más baja. Otro camino, destacó, es formar en las conocidas habilidades blandas a los abogados para que pasen a ser asesores de confianza de los clientes. Finalmente, afirmó que ve todos estos cambios como una posibilidad. 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar