Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Es más rentable poner en alquiler un inmueble en Congreso o Boedo que en Puerto Madero

La ganancia que obtienen los propietarios en los barrios del sur porteño llega al 5,9% anual. En las zonas más top, se dan las más bajas, con un piso de 3%

Es más rentable poner en alquiler un inmueble en Congreso o Boedo que en Puerto Madero

El ranking de barrios donde más rentabilidad se percibe por tener en alquiler un departamento cambió. Hoy las zonas dónde los propietarios consiguen mayores ganancias ya no son Barrio Norte, Palermo o Puerto Madero como hace algunos años atrás, sino que fueron superadas por barrios más marginales, como Congreso o Boedo. Aún con diferencias dependiendo del lugar y el tipo de propiedad alquilada, la renta bruta promedio en la Capital comenzó a repuntar y se recompuso cerca de 40%.

Es consecuencia de un estancamiento e incluso baja de los valores de venta con un dólar estable, y un alza en los precios de los alquileres. En el mercado residencial de departamentos se consigue hasta 5,9% anual.

Un informe de Zonaprop muestra que el podio de los barrios más rentables es compartido por Congreso, San Telmo y Balvanera con entre 5,5% y 5,9% de rentabilidad. En la otra punta se ubican Puerto Madero, Barrio Norte y Recoleta con rentas inferiores a 4,5%.

En líneas generales, los datos coinciden con los que manejan en la consultora Reporte Inmobiliario, donde calculan que la rentabilidad anual bruta promedio por alquiler de un departamento usado en Capital Federal alcanza al 4,25%. Según el barrio y la cantidad de ambientes, los alquileres rinden entre el 3% y el 5,6%, aseguran.

José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, explicó que en cuanto a tipología de las unidades, la renta promedio más alta se obtiene en alquileres de departamentos de dos ambientes, donde llega al 4,4% anual, mientras que por los monoambientes o un departamente de tres ambientes, un propietario percibe 4,2%.

Para el analista, los departamentos de dos ambientes en Monserrat (en la zona del Congreso) son los que ofrecen el rendimiento más alto, con un promedio de 5,6%. Por el contrario en Puerto Madero, una unidad con los mismos ambientes ofrece el más bajo rendimiento con sólo 3%.

Rodrigo Letjman, economista de Zonaprop, sostuvo que Puerto Madero es un mercado muy particular, comparable a lo que sucede en las principales ciudades de la región (como San Pablo) más que con la Capital Federal. "Hubo momentos en que allí los precios subían mientras en el resto de la ciudad estaban completamente planchados", explicó. Otra diferencia es que mientras en la ciudad viene creciendo la demanda de alquileres, en Puerto Madero hay alta vacancia con gran cantidad de oferta nueva.

Desde Reporte Inmobiliario indican además que la renta anual más alta por monoambientes también la logran las unidades localizadas dentro del barrio de Monserrat con el 4,9%, mientras que para los departamentos de tres ambientes, el pico de rentabilidad anual se obtiene en el barrio de Constitución con el 5,2% anual.

Para Horacio Benvenuto, gerente de Izrastzoff Agentes Inmobiliarios, la rentabilidad de los alquileres se recompuso entre "40% y 50% ya que pasó de cerca de 3,5% anual a 5,5%". Principalmente, lo adjudica a que hubo zonas donde los valores de los inmuebles llegaron a bajar hasta 15% y la expectativa no es de una recomposición fuerte en el corto plazo.

Aún con el repunte de los últimos meses, la renta que permite un inmueble residencial continúa en niveles bajos comparados con los entre 8% y 12% que se percibía en la década del 90.
A comienzos del año pasado, se tocó un piso en el que acceder a 3% de rentabilidad bruta era un logro, sobre todo teniendo en cuenta que en ganancia neta, descontando los gastos de mantenimiento y expensas, apenas equivalía a cerca de 1%. Para Lejtman, los propietarios convalidan esta rentabilidad baja porque piensan en los inmuebles como resguardo de valor mucho más que como otros activos que generan intereses.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar