Ericsson y Panasonic toman medidas para recortar sus gastos

Es ante los malos resultados obtenidos en los últimos meses.

El fabricante de equipos de telecomunicaciones Ericsson reportó hoy una caída del 42% en su ganancia estructural del tercer trimestre y prometió que reduciría los costos para proteger sus negocios de la ralentización global y la fuerte competencia, mientras que Panasonic Corp podría reducir su unidad de teléfonos móviles retirándose de Europa dentro de seis meses, lo que generaría una posible amortización en el negocio durante el año fiscal.

Los productores de equipamiento para telecomunicaciones están bajo la presión de los precios y los menores gastos por parte de los operadores que tienen como clientes, factores que Ericsson -productor de equipo de redes de telefonía móvil número uno del mundo- dijo que continuarían en el corto plazo.

“Las ventas de red siguen siendo muy lentas y (...) continúan pesando en el margen bruto. Para mí, es sólo cuestión de esperar un clima económico mejor”, dijo Pierre Ferragu, analista de Sanford Bernstein. ‘Para mí, es sólo cuestión de esperar un clima económico mejor‘, agregó.

Las ventas de Ericsson fueron de 54.600 millones de coronas frente a una previsión de 55.300 millones de coronas. El margen bruto fue de un 30,4% frente a una previsión del 31,7%.

La empresa dijo que las ventas en su unidad clave de redes cayeron 17% interanual, lo que refleja menores ventas en partes de Europa, un continuo declive en las redes estándar más antiguas en Estados Unidos y China y menores ventas 3G en Rusia.

Ericsson indicó que la desaceleración económica global y los problemas políticos la habían llevado a gastar con más cautela y contribuyeron a que las ganancias no fueran satisfactorias, pese a ya haber efectuado ahorros inespecíficos el último año, marcado por una caída del 7% en los gastos operativos.

Por su parte, Panasonic Corp podría reducir su unidad de teléfonos móviles retirándose de Europa dentro de seis meses, lo que generaría una posible amortización en el negocio durante el año fiscal que culmina el próximo 31 de marzo, dijeron a Reuters dos fuentes.

El nuevo presidente ejecutivo de la firma, Kazuhiro Tsuga, prometió revivir la compañía reduciendo los negocios deficitarios o apenas rentables.

El ejecutivo presentará un plan de reestructuración para fines de marzo. Según estimaciones de analistas, la firma tiene unos 70.000 millones de yenes (u$s 873 millones) de activos intangibles en su negocio de telefonía móvil después de que en el 2002 compró a Matsushita Telecommunications.

La reducción en el valor de parte o todo ese monto, ampliaría los 41.000 millones de yenes de costos de reestructuración ya planificados para el actual año fiscal.

La firma japonesa, que frenó sus ventas de teléfonos móviles en el extranjero en el 2005, retornó a Europa en abril con un plan para vender 1,5 millones de teléfonos avanzados en el actual año fiscal.

Panasonic dijo en diciembre que quería incrementar sus ventas globales de teléfonos celulares a 15 millones de unidades para marzo del 2016, incluyendo 9 millones en el exterior.

Parece muy poco probable que se alcance ese objetivo, dijeron las fuentes, que pidieron no ser identificadas.

Temas relacionados
Más noticias de Ericsson

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés